Conectar

Los Angeles, Estados Unidos

¡Movilizar el voto inmigrante!

PILA, Partnership for Immigrant Leadership and Action (Asociación para el liderazgo y la acción de los inmigrantes)

June 4, 2012

La formación cívica y la participación política, juntas para dar voz a los nuevos inmigrantes

California es el destino principal de los inmigrantes que llegan a los Estados Unidos. El estado recibe más de 325.000 nuevas llegadas cada año, y la población inmigrante actual supera los 9,9 millones, y representa un 27,2% de los habitantes residentes en el estado, lo cual convierte a los inmigrantes y a las minorías visibles en una potencial y poderosa fuerza política.

¿Pero cómo movilizar a una población inmigrante que habla más de 250 lenguas distintas? ¿Y que a menudo vive y trabaja en núcleos étnicos y geográficos? ¿Y que además suele tener muy poco contacto o comunicación, incluso cuando sus problemas son similares y se solapan?

Este era el reto que la campaña Mobilize the Immigrant Vote (MIV) (Movilizar el voto inmigrante) intentaba superar: construir relaciones transcomunitarias a la vez que abordar sus problemas y las implicaciones de la baja participación electoral de estos grupos.

En las elecciones generales de 2000, los ciudadanos blancos no hispanos suponían el 48% de la población del estado, pero representaban el 71% de los votantes. Esto significa que por cada diez inmigrantes con derecho a voto, seis estaban censados pero solo tres ejercieron su derecho.

Esta disparidad era motivo de preocupación. El estado de California a menudo convoca referendos para decidir sobre asuntos de políticas públicas y, en los últimos años, los votantes de California han aprobado varias iniciativas que han resultado especialmente perjudiciales para los inmigrantes, como una iniciativa de rescate diseñada para limitar el acceso a los servicios sociales, la sanidad y la educación pública. Además, cada vez aumentaba la concienciación ante el hecho de que hasta que no mejorara la participación electoral de los grupos de inmigrantes, no se iba a considerar responsables a los políticos de los problemas que les afectan.

La campaña de 2004 de MIV fue la primera campaña electoral a escala estatal de toda la historia enfocada específicamente en el desarrollo de una coalición multiétnica de organizaciones cívicas que trabajan dentro de comunidades de inmigrantes y les instruyen sobre cómo registrar, educar y movilizar a sus electores para que participen en las elecciones.

La campaña de MIV estaba liderada por una alianza de seis organizaciones de derechos de los inmigrantes y de lucha contra la pobreza que reconocían la naturaleza estratégica clave del trabajo electoral en el marco más amplio y más a largo plazo que es la justicia social.

MIV supo apoyar y conectar satisfactoriamente los esfuerzos de 112 organizaciones que trabajan en 15 comunidades étnicas distintas, en 17 condados de California, con el fin de aumentar la participación cívica de los grupos de inmigrantes y reunirlos en torno a problemas y preocupaciones compartidas.

Las organizaciones que se unieron a la campaña de MIV forjaron nuevas relaciones con otras organizaciones y movilizaron a más de 1.200 voluntarios comunitarios, además de sensibilizar sobre la importancia del voto en los medios de comunicación, tanto en los dominantes como en los pertenecientes a minorías étnicas.

Gracias a los esfuerzos de 112 organizaciones que participaron en la campaña de 2004 de MIV, se lograron resultados muy admirables, entre los que destacan:

  • 20.521 nuevos votantes registrados
  • 70.000 tarjetas de MIV sobre el derecho a voto distribuidas en 7 lenguas
  • 21.655 guías de MIV sobre el voto inmigrante distribuidas en 7 lenguas
  • 10.012 miembros de la comunidad inmigrante participaron en eventos y actividades comunitarias educativas sobre el derecho a voto
  • Dentro del subconjunto de votantes contactados por las organizaciones que participaron en la campaña de MIV, el 73% fue a votar. El 69% de estos votantes lo hacía por primera vez o se trataba de votantes que no solían ir a votar

Estos resultados se repitieron en la Campaña MIV de 2006. MIV ha registrado un gran éxito al lograr el compromiso de los inmigrantes con el proceso cívico nacional con unos porcentajes mucho más elevados que los del votante medio nacido en Estados Unidos. Y a pesar de que los porcentajes de voto de los inmigrantes no son proporcionales a su población actual, la participación global del electorado en las últimas elecciones ha multiplicado por cuatro la de los grupos de no inmigrantes. Los organizadores esperan un éxito continuado de cara a las elecciones generales de Estados Unidos en 2008.

Antecedentes

La Partnership for Immigrant Leadership and Action (PILA) antiguamente conocida como el Northern Californian Citizenship Project o NCCP (Proyecto de Ciudadanía del Norte de California) fue la punta de lanza del MIV en 2004. El éxito de la campaña de 2004 del MIV sustentó la teoría de PILA de un cambio social que considera a las organizaciones cívicas como infraestructuras fundamentales para la construcción de un liderazgo desde la base y catalizadoras de la participación civil y política en las comunidades locales.

Durante seis años PILA ha apoyado la participación cívica y política de los inmigrantes a través de programas de capacitación innovadores basados en la unión de diversas organizaciones cívicas alrededor del movimiento de las elecciones. Se trata de un planteamiento que considera a las elecciones como parte de una estrategia a largo plazo para el cambio centrada en la construcción de relaciones y la revitalización de las comunidades independientemente de los resultados electorales. En particular se centra en el fortalecimiento de las organizaciones y las comunidades mediante el aumento de su visibilidad, forjando nuevas alianzas y construyendo una base más fuerte de líderes y voluntarios comunitarios.

Dado que las organizaciones cívicas pueden unirse para aprovechar las relaciones ya existentes, la confianza y la presencia continuada en la comunidad, están posicionadas de forma única para educar y movilizar a los votantes para que participen en las elecciones, por más que muchas de ellas carezcan de las habilidades, el apoyo y las herramientas necesarias para hacerlo con eficacia.

Por ejemplo, aproximadamente un tercio de las organizaciones que se unieron a MIV no habrían llevado a cabo actividades en materia de elecciones si no hubiera sido por la campaña de MIV, y el 95% afirma desear seguir formando parte de las campañas de MIV en el futuro.

Sobre la base de estas experiencias y lecciones, en 2006 PILA lanzó el kit de herramientas MIV para apoyar a las organizaciones en todo el país y planificar e implementar la participación en las elecciones con sus comunidades de inmigrantes y liderar el componente de capacitación de la Campaña de Movilización del Voto Inmigrante en 2006 a escala estatal.

Durante las últimas elecciones generales de los Estados Unidos, la campaña MIV 2008 atravesó las fronteras estatales y logró de forma activa la participación de los votantes inmigrantes en todo el país. Con el fin de apoyar a sus socios cívicos en toda California, la Alianza MIV con sede en Los Angeles desarrolló materiales educativos para votantes multilingües (campaña 2008), llevó a cabo formaciones electorales básicas también en los medios de comunicación, y organizó foros de análisis de problemas de la comunidad para decidir la postura de MIC en las guías de voto de inmigrantes. Todavía debe registrarse en forma de tabla el resultado de las repercusiones de la Campaña MIC 2008; sin embargo, la influencia del voto inmigrante fue importante.

El recuadro en el lateral derecho contiene referencias bibliográficas con relación a esta Buena Idea.

Cómo aplicarlo a su caso

  • Convierta la organización de unas elecciones en una estrategia a largo plazo para el cambio centrándose en la construcción de relaciones y la revitalización de comunidades independientemente del resultado de las elecciones.
  • Todas las campañas incluyen coordinación cívica. Averigüe si hay alguna cuestión relacionada con las elecciones locales o con el barrio que pueda aprovecharse para llamar a la acción y construir relaciones entre comunidades diversas.
  • Involucre a participantes con funciones organizativas distintas (por ejemplo directores ejecutivos y de programas, personal de organización y de llamada a la acción, y voluntarios o líderes comunitarios emergentes).
  • Cree gran cantidad de oportunidades para establecer contactos y construir relaciones entre los participantes.
  • Pregúntese si podría participar en alguna cuestión de su interés pero a través de una organización distinta a la que normalmente se dirigiría.

Newsletter



Información de contacto:

Mari Ryono , Coordinating Director, Mobilize The Immigrant Vote California
Collaborative, Los Angeles Office
2533 W. Third St., Suite 101
Los Angeles, United States,
90057
(323) 363-3970
mari(at)mivcalifornia.org
http://www.mivcalifornia.org

Maytree