Conectar

Sheffield, Reino Unido

Ciudades santuario, comunidades de acogida

City of Sanctuary

September 22, 2011

Una política municipal oficial para acoger a las personas necesitadas crea una red de apoyo comunitaria de refugiados y nuevos inmigrantes

Imagínese llegar a una nueva ciudad desde la otra punta del mundo, sin apenas conocer la lengua y las costumbres locales y sin el apoyo que suponen familia o amigos. Un pequeño gesto, una señal de bienvenida y la seguridad de sentirse aceptado y acogido en esta nueva comunidad pueden marcar la diferencia.

El movimiento “City of Sanctuary” tiene como objetivo la generación de una cultura de hospitalidad municipal para personas que buscan refugio en el Reino Unido, que disipe las ideas falsas existentes en torno a los refugiados y cree en su lugar una atmósfera de amplio apoyo y comprensión de su realidad.

En 2007, con el apoyo del Ayuntamiento y más de 70 organizaciones locales, la ciudad de Sheffield se convirtió en la primera “City of Sanctuary” del Reino Unido.

El movimiento de las ciudades santuario es comparable a la idea de “Fairtrade City” (“Ciudad de Comercio Justo”). En este tipo de ciudades, un gran número de grupos y organizaciones comunitarios se comprometen a usar y vender productos de comercio justo. De modo parecido, en una “City of Sanctuary”, una amplia gama de organizaciones locales, grupos comunitarios y comunidades religiosas, así como el gobierno local, se comprometen públicamente a acoger, apoyar e incluir en la comunidad a todas aquellas personas que se encuentren en busca de refugio.

Craig Barnett, el coordinador nacional de City of Sanctuary, manifiesta que el proyecto tiene como objetivo disipar las ideas falsas y construir una cultura de hospitalidad. “Se trata de ofrecer una visión positiva de nuestra ciudad como lugar de refugio”, declara.

El camino al Santuario

Desde 2005, 96 organizaciones de Sheffield, incluyendo escuelas, proyectos comunitarios, grupos de estudiantes y comunidades religiosas, se han comprometido con la acogida de los solicitantes de asilo. Su función consiste en ofrecerles su amistad, defender sus intereses e invitarles a participar y a ocupar cargos de responsabilidad en sus organizaciones.

Donna Covey, presidenta del Consejo de Refugiados menciona la mezcla de apoyos de base de los distintos grupos como uno de los aspectos únicos del Sanctuary Movement de la ciudad de Sheffield. “Participa el conjunto de la comunidad. No se trata necesariamente de personas que trabajan con refugiados o de defensores de este colectivo. Son miembros ordinarios de la comunidad que quieren facilitar un lugar seguro a personas que se ven obligadas a huir al Reino Unido.”

El camino para llegar a convertirse en “City of Sanctuary” empezó cuando los grupos comunitarios y religiosos prometieron brindar su apoyo a la idea. Durante los dos años siguientes, el movimiento creció y el Ayuntamiento de Sheffield se embarcó en el proyecto. Las organizaciones de apoyo se comprometieron para tratar de lograr la inclusión a largo plazo de los solicitantes de asilo y los refugiados, establecida en el Manifiesto de la Ciudad Santuario. En él se incluyen objetivos ambiciosos para la participación de la gente que busca un refugio en la ciudad y su acceso a los servicios esenciales, tales como educación, sanidad y vivienda.

Hacer acopio del máximo apoyo comunitario posible y establecer una estrategia de inclusión son dos de los principales criterios para convertirse en una City of Sanctuary.

La ciudad de Sheffield calcula que hay aproximadamente 1.000 solicitantes de asilo que reciben el apoyo de la UK Border Agency (Agencia de Fronteras del Reino Unido), más otros 1.000 a quienes se les han denegado las solicitudes pero que no pueden o no están dispuestos a abandonar el Reino Unido; no obstante, no es posible calcular a cuántos solicitantes de asilo ha ayudado el proyecto, dado que su propósito es propagar el espíritu de buena voluntad y cambiar la cultura y no tanto ofrecer asistencia directa.

Entre los éxitos visibles de Sheffield se encuentran los carteles repartidos por toda la ciudad en los que puede leerse: “Damos la bienvenida a solicitantes de asilo y refugiados”.

Un movimiento en crecimiento

Desde que Sheffield abriera camino al convertirse en ciudad santuario, el movimiento se ha extendido por todo el Reino Unido. Ahora existe un número creciente de grupos de trabajo City of Sanctuary en pueblos y ciudades británicos tales como Bradford, Bristol, Coventry, Leicester, Londres, Norwich, Nottingham, Oxford, Sheffield y Swansea.

Esta red nacional de grupos se reúne con frecuencia para compartir sus aprendizajes con el apoyo de un coordinador nacional responsable de promover el movimiento en todo el Reino Unido. El movimiento nacional City of Sanctuary también ha publicado el manual Becoming a City of Sanctuary (Cómo convertirse en ciudad santuario), que contiene directrices sobre cómo poner en marcha una iniciativa local, así como casos prácticos de los distintos grupos del Reino Unido.

Para algunas organizaciones, el desafío radica en que, a diferencia de otros proyectos, el concepto de una ciudad santuario no se basa en cifras exactas u objetivos cuantificables, sino más bien en una visión a largo plazo del cambio de cultura.

También es una idea de interés mundial. En los Estados Unidos, aproximadamente 31 ciudades se han designado a sí mismas como ciudades santuario. Por ejemplo, en 1989, San Francisco aprobó la ordenanza “City of Refuge”, conocida también como Ordenanza Santuario, por la que prohíbe a los empleados municipales cooperar con el Departamento de Seguridad en Materia de Inmigración y Aduanas (Immigration and Customs Enforcement – ICE) en caso de investigaciones o detenciones de inmigrantes, salvo que dicha cooperación esté avalada por una ley o una orden federal. La ordenanza tiene sus raíces en el Sanctuary Movement de los años ochenta del siglo XX, cuando las iglesias de todo el país brindaron refugio a los ciudadanos centroamericanos que huían de las guerras civiles en sus países.

Gavin Newson, alcalde de la ciudad de San Francisco, y Tom Ammiano, supervisor, reafirmaron recientemente su compromiso de seguir siendo ciudad refugio al lanzar una campaña de concienciación pública con el fin de promover la política de “santuario” de la ciudad de San Francisco para los residentes indocumentados y garantizar a todos los residentes que el acceso a los servicios municipales no aumenta la vulnerabilidad de un individuo frente a las autoridades federales de inmigración. “En tanto que ciudad santuario, San Francisco ha facilitado y continuará ofreciendo servicios movidos por la compasión a todos los inmigrantes independientemente de su situación legal”, comentó el supervisor Tom Ammiano.

Cómo aplicarlo a su caso

  • Llegar a nuevas comunidades, nuevos públicos y construir un apoyo de base amplia para el movimiento (más allá de las organizaciones establecidas) fue fundamental para el éxito de Sheffield.
  • Los refugiados mismos han sido poderosos defensores del movimiento al compartir sus experiencias en charlas en escuelas y grupos comunitarios, en los medios de comunicación y mediante representaciones.
  • Se han organizado celebraciones, festivales y eventos culturales para enfatizar la contribución positiva de los refugiados y los solicitantes de asilo a la ciudad, así como para alentar un sentimiento de orgullo en tanto que lugar seguro integrado en la población local.

Maytree