Conectar

Barcelona, España

Combatir la ficción con datos reales: campaña BCN Antirrumores

Ayuntamiento de Barcelona

September 22, 2011

El Ayuntamiento recluta ciudadanos para combatir los prejuicios sobre los inmigrantes y la discriminación con hechos y buen humor.

Son frases que se oyen a menudo.

“Los inmigrantes nos invaden…”

“Los inmigrantes reciben más ayudas financieras para abrir sus comercios…”

“Los inmigrantes están saturando los servicios sanitarios…”

“Los inmigrantes no quieren integrarse o aprender nuestro idioma…”

Sea cual sea la expresión o a quien se dirijan, la falta de información tiene el poder de crear conflictos y miseria para sus víctimas, y envía mensajes que son muy difíciles de contrarrestar.

En noviembre de 2010, cuando el Ayuntamiento de Barcelona reveló su estrategia a largo plazo para mejorar la convivencia entre ciudadanos autóctonos y nuevos inmigrantes, inició una inteligente campaña pública para luchar contra los rumores, conceptos equivocados y prejuicios que muchos ciudadanos tenían sobre las minorías y los inmigrantes.

¿Cuáles fueron sus armas? Contrataron y formaron a “agentes antirrumores” para combatir los mitos y difundir la campaña a través de las organizaciones locales y los barrios de la ciudad. ¿Cuál era su misión? Contradecir las ideas desinformadas sobre los inmigrantes y combatir la discriminación. ¿Cómo? Actuando siempre que sea necesario durante las actividades normales de su vida cotidiana.

Herramientas de la campaña: el toque humano

El objetivo primordial de la campaña es desbancar los mitos y los rumores, muchas veces productos no intencionados de la mala información. Dado que el contacto individual desempeña un papel importante para que una persona cambie de opinión, los organizadores de la campaña reconocieron que una estrategia clave para eliminar la discriminación sería poner un rostro humano al mensaje, y al mensajero.

Basándose en un proyecto similar puesto en marcha en 2003 por la autoridad regional de la vecina comarca del Vallès, durante la primera parte se identificaron los principales estereotipos y prejuicios que circulaban por Barcelona. Se basaban en cinco temas:

  • la llegada de nuevos inmigrantes;
  • el abuso de los servicios sociales y de atención sanitaria;
  • no declaran sus ingresos y no pagan impuestos;
  • conducta antisocial en los espacios públicos; y
  • quitan el trabajo de los ciudadanos autóctonos.

A continuación, equiparon al “agente antirrumor” con una información real sobre los inmigrantes y técnicas para contradecir los malentendidos con una respuesta hábil y adecuada en el trabajo, en casa o en la calle. Por eso, cuando alguien se quejaba de que “los extranjeros se quedan con todos los pisos subvencionados”, el agente antirrumor podía responder rápidamente: “En la actualidad, solamente uno de cada 20 inmigrantes se beneficia de esos pisos.”

Red de ciudadanos

Reconociendo que la principal dificultad no era detectar el mensaje sino erradicarlo de las calles de Barcelona, el Ayuntamiento lanzó su campaña a través de una red de 80 organizaciones locales que trabajan en el ámbito de la cohesión social y la convivencia. Los miembros de la Red Antirrumor están conectados a través de una página web específica que ofrece información, sesiones gratuitas de formación y guías en línea para abordar las situaciones más difíciles. Una vez formados, los agentes antirrumor pueden difundir sus mensajes a través de sus propias redes y participar en discusiones públicas y debates. En los centros cívicos locales (casals) se han celebrado ya más de 30 sesiones de información y formación, y se celebrarán más.

La Red Antirrumores también utiliza enfoques muy variados para transmitir su mensaje, unos más originales que otros. Además de una campaña de publicidad por toda la ciudad, el proyecto ha incluido un debate público con las principales figuras locales, ha apoyado teatro de calle y ha producido vídeos cómicos para no lectores. Sin embargo, su gran éxito han sido los cómics.

Blanca y Rosita

Uno de los medios más originales para difundir el mensaje de la campaña es una serie de cómics titulada Blanca Rosita Barcelona. Escrita por el famoso ilustrador español Miguel Gallardo, cuenta la historia de Rosita, una anciana del sur de España que vive en Barcelona con su joven asistenta peruana, Blanca.

Cada volumen explora un tema de la campaña a través del contexto de la vida cotidiana. Por ejemplo, la historia de la visita de Rosita y Blanca al doctor pretende combatir el mito de que los inmigrantes presuntamente abusan de los servicios sanitarios y sociales, o tienen un acceso más fácil a los mismos. También nos informa de que la mayoría de los inmigrantes son jóvenes que utilizan el sistema sanitario menos que la señora española de más edad. El comic termina con la sección “Sabías que…” que proporciona datos oficiales sobre el tema. Los cómics se distribuyen gratuitamente en los centros de servicios sociales, bibliotecas y las oficinas de atención ciudadana (OAC).

Sabías que…

La parte de la campaña “Sabías que…” se basa en los principales mensajes de la página web de la Red BCN Antirrumores. Una novedad de la página es una serie de cuatro vídeos humorísticos que abordan de forma divertida diversos estereotipos como el de perder la identidad cultural a causa de los inmigrantes.

Éxito

Desde el lanzamiento de la Campaña Antirrumores y su red como parte del Plan Barcelona Interculturalidad (dedicado a mejorar la diversidad cultural en la ciudad), la campaña ha celebrado ya varios hitos. Más de 350 personas han recibido formación como “agentes antirrumor”. La primera edición de Rosita Blanca Barcelona recibió una tirada de 10.000 ejemplares, y el doble para la segunda edición. Se está preparando el tercer volumen (de cinco). Y ahora se puede consultar también en línea una nueva guía práctica contra prejuicios y estereotipos.

El Ayuntamiento de Barcelona no pierde el tiempo. No solo ha creado un fondo específico para el diálogo intercultural de 200.000 euros anuales para proyectos cívicos que promuevan los objetivos de la campaña antirrumores sino que también se ha implicado en una poderosa asociación con los medios de comunicación locales para educar a los periodistas, fomentar la sensibilización y estar preparados para responder tajantemente ante noticias negativas. Un grupo de control de los medios de comunicación, formado por entidades como el Colegio de Periodistas y la Taula per la Diversitat del Consejo Audiovisual de Catalunya, y otros, se reunirá regularmente para debatir cómo abordan la diversidad cultural los medios de comunicación, compartir buenas prácticas, y combatir las malas.

Y, lo que es más importante, la Red BCN Antirrumores está demostrando que es una buena idea que se propaga. Otros ayuntamientos de la Comunidad Autónoma de Catalunya trabajan para crear sus propias versiones, como en El Prat, Castelldefels, Tàrrega, Arbúcies y Mataró. Ciudades españolas como Granada y la Comunidad Autónoma del País Vasco también han mostrado interés, al igual que otras ciudades europeas, como Atenas y Ginebra.

Cómo aplicarlo a su caso

  • Entienda el problema. Tómese tiempo para identificar y analizar la cuestión y el resultado será una mejor estrategia para cambiar y mejorar los resultados.
  • ¡Sea creativo! Utilice el humor para abordar problemas serios y formatos poco habituales (cómics) para compartir tu mensaje.
  • Integre su programación en diversos ámbitos de trabajo para llegar a nuevos públicos. Cuente su historia a través de diversos formatos y canales, como el teatro, el vídeo y las redes sociales, o el debate público (gobierno local y medios de comunicación).
  • Inspire confianza, transparencia y capacidad para que otros copien su éxito compartiendo su investigación, guías de formación, buenas prácticas e historias de éxito con todo el mundo.

Newsletter



Información de contacto:

Ramon Sanahuja, Director of Immigration and Interculturality, City of Barcelona
Passeig de Sant Joan 75
Barcelona, Spain,
+34 93 256 46 20
rsanahuja@bcn.cat
http://bcnantirumors.cat/

Ciència, rumors i cintes de vídeo

Maytree