Planificar

Stuttgart, Alemania

El pacto para la integración de Stuttgart: el poder de la planificación

September 22, 2011

El éxito de la integración no ocurre porque sí, es el resultado de una planificación meditada y estratégica. A pesar de que las ciudades de todo el mundo reconocen cada vez más esta nueva realidad, la ciudad alemana de Stuttgart tomó la delantera con su planteamiento respecto a la integración integral de carácter descendente.

En 2001, el Ayuntamiento de Stuttgart adoptó el pionero Pact For Integration (Pacto para la Integración) e instituyó un programa amplio de políticas y actividades con objeto de asegurar el futuro de Stuttgart en tanto que gran ciudad internacional. Al declarar el éxito de la integración como “el pegamento de la cohesión social”, la ciudad ancló su nuevo marco político en una fuerte coalición multisectorial que aunaba los intereses de los sectores público, privado y de la sociedad civil en una agenda compartida con el fin de lograr estos objetivos:

  • participación e igualdad de oportunidades para todos,
  • cohabitación pacífica y cohesión social y
  • la capitalización de la diversidad cultural como un activo comunitario y económico.

Stuttgart, la capital del estado federado de Baden-Wurttemberg, está situada al sur de Alemania. Aproximadamente un tercio o el 40% de la población ha nacido en el extranjero. Los habitantes de Stuttgart proceden de más de 170 naciones y hablan más de 120 lenguas. Ello significa una de las mayores proporciones de inmigrantes entre las ciudades alemanas.

En parte, el liderazgo de Stuttgart con su Pact For Integration provenía de su reconocimiento temprano de que el éxito de la integración era necesario para atraer y retener a los inmigrantes así como la inversión de empresas internacionales, lo cual es esencial en último término para la prosperidad económica de Stuttgart.

Los inmigrantes son especialmente importantes para la demografía de Stuttgart al tener que enfrentarse con los desafíos de una población que envejece sin una tasa de sustitución por nacimientos adecuada. En la actualidad, el 82% de los hogares de Stuttgart no incluyen niños ni adolescentes menores de 18 años. Sin los inmigrantes, solo habría niños en el 10% de los hogares de Stuttgart.

Como resultado, Stuttgart reconoce que la integración efectiva de la población inmigrante es esencial para aumentar la mano de obra cualificada necesaria para atraer a líderes industriales del calibre de Dailmer Chrysler, Porche, Hewlett-Packard e IBM.

“El elemento nuevo es que ya no solo reivindicamos una política de integración clásica para los inmigrantes que clasifique a los extranjeros como personas con problemas lingüísticos o de otro tipo, sino que defendemos que Stuttgart es una ciudad internacional con un 35-40% de habitantes con orígenes inmigrantes y necesitamos una estrategia de integración bien planificada y orientada para ofrecer igualdad de oportunidades”, explica Gari Pavkovic, jefe del Departamento de Política de Integración.

Los líderes municipales de Stuttgart también reconocieron que, para ser efectiva, la estrategia debía abordar objetivos a largo plazo que requieran la aplicación de programas y políticas transversales que abarquen todos los sectores del sistema. Un trabajo con actividades de integración descoordinadas entre sí no funcionaría. Así pues, el Pact for Integration de Stuttgart se formuló como una “alianza” para la integración dentro de un marco amplio que comprende muchos sectores y todos los grupos de edad, desde el jardín de infancia hasta la educación de adultos. Al incorporar a todos estos grupos de interés tan variados, la estrategia de Stuttgart reconocía el valor del capital humano potencial de la ciudad en toda su diversidad.

El enfoque de Stuttgart de la integración combina el liderazgo con la participación comunitaria a fin de lograr la igualdad de oportunidades, así como comunidades inclusivas y productivas.

The Pact For Integration…

El mismo alcalde se comprometió personalmente a apoyar el Pacto por la Integración y creó la primera Oficina de Política de Integración de la ciudad con el fin de incluir al mayor número posible de grupos de interés y sectores distintos de la ciudad. El Pacto de Stuttgart no es simplemente una declaración de buenas intenciones, sino un marco para la acción estratégica coordinada que la administración municipal, los servicios comunitarios, los actores públicos y privados y la ciudadanía deben aplicar en el día a día.

El Pacto de Stuttgart también adopta un planteamiento basado en los recursos humanos que se dirige igualitariamente a los inmigrantes recién llegados, a los ya establecidos, así como a la población nativa de origen germano con el fin de enfatizar que la integración es un proceso bidireccional que incluye tanto a los inmigrantes como a la comunidad receptora.

El Pacto se construye alrededor de ocho módulos o “hitos” esenciales que constituyen la base de la política de integración de Stuttgart. Incluyen:

1. Educación: Stuttgart alienta específicamente una educación bilingüe y multilingüe, así como el fomento del alemán como segunda lengua desde una edad muy temprana como forma de prevenir la exclusión en fases posteriores de la vida. A los padres también se les ofrece ayuda para apoyar a sus hijos en el proceso de aprendizaje.

2. Crecimiento económico sostenible para el bienestar de la comunidad: incluye atender a convertir la diversidad cultural en un factor valioso del desarrollo económico y cultural.

3. Igualdad de derechos y oportunidades: incluidos espacios culturales cuando sea necesario para alcanzar el objetivo final. Por ejemplo, Stuttgart apoyó la creación de grupos de refuerzo escolar por separado para niñas musulmanas con el fin de ofrecerles ayuda adicional y equiparar los resultados educativos, así como eliminar barreras estructurales para el éxito profesional posterior.

4. Participación política y social: Stuttgart está presionando por el derecho de todos los no alemanes a participar en las elecciones locales. Entretanto, los residentes de Stuttgart sin pasaporte alemán pueden votar por representantes de un “Comité internacional”, un grupo de presión consultivo local compuesto por inmigrantes elegidos, expertos designados y concejales municipales. Este grupo se reúne con regularidad para discutir cuestiones relacionadas con la población extranjera en Stuttgart.

5. Pluralismo y diversidad cultural: el Ayuntamiento de Stuttgart presta apoyo a las iniciativas interculturales, desde eventos artísticos hasta deportes, así como a organizaciones dirigidas por inmigrantes.

6. Respeto mutuo y solidaridad: apoya los esfuerzos para sensibilizar a la gente joven y a otras personas ante la diversidad cultural dentro de su comunidad, incluido un equipo de mediadores formados para intervenir en conflictos públicos y privados con trasfondo “cultural”.

7. Comunicación participativa: promueve el acceso a la información para todos los ciudadanos, ya sea a la gran cantidad de periódicos de las distintas comunidades de Stuttgart, medios de comunicación multilingües o acceso a servicios virtuales de Internet. Las bibliotecas públicas de Stuttgart reciben más de 1,5 millones de visitantes al año, un tercio de los cuales son inmigrantes. Una biblioteca virtual para niños es otra herramienta importante para el aprendizaje continuo y la lucha contra la exclusión.

8. Cooperación internacional: Stuttgart colabora estrechamente con instituciones de cooperación de la UE y con el Consejo de Europa en numerosos proyectos, además de brindar su experiencia de liderazgo a iniciativas como la red europea llamada CLIP – Cities for Local Integration Policy (Ciudades para la Política de Integración Local).

Éxito

En 2003, el Pact For Integration de Stuttgart se hizo con el reconocimiento nacional e internacional cuando la ciudad recibió el Premio Ciudades por la Paz de la UNESCO. Al año siguiente, el Consejo de Europa reconoció el enfoque de Stuttgart como el estándar de mejores prácticas al adoptar los puntos clave del pacto como su política oficial de integración. Del mismo modo, Stuttgart se ha convertido en un modelo para el desarrollo de las estrategias de integración en otras comunidades en Europa.

En 2005, tanto la Bertelsmann Stiftung


Maytree