Aprender

Frankfurt, Alemania

Frankfurt, Alemania Una beca para toda la familia

Stiftung Polytechnische Gesellschaft

January 11, 2012

Una beca para que los inmigrantes obtengan buenos resultados escolares se convierte en la vía de entrada a la sociedad para toda la familia

Para el Dr. Roland Kaehlbrandt, presidente de la Stiftung Polytechnische Gesellschaft de Frankfurt, “crear una cultura de respeto y reconocimiento” es clave para ayudar a los estudiantes inmigrantes a desarrollar todo su potencial académico. En la Stiftung, esto significa no pedir con tanta insistencia a los recién llegados que se “integren”, sino invitarles a compartir.

El trabajo del Dr. Kaehlbrandt con niños inmigrantes en la quinta mayor ciudad de Alemania le ha enseñado que muchas de las instituciones cuyo funcionamiento nos parece obvio pueden suponer grandes obstáculos culturales para aquellos “ajenos” al sistema. Por ejemplo, en el sistema escolar los niños pueden experimentar estos obstáculos tanto dentro como fuera de la clase.

Así pues, para ayudar a los niños en el aula, la Stiftung decidió desplazar el punto de vista del estructuradísimo sistema educativo alemán a lo que había fuera del aula, los padres.

Inicios

El sistema escolar alemán empieza oficialmente con el primer curso, a la mítica edad en que se adquiere “uso de razón”. A esta edad, que suele ser de media los seis años, es posible que algunos niños hayan ido a la guardería, pero puede que otros no. En la Alemania de nuestros días, cada vez son más los niños que hablan alemán por primera vez al empezar la escuela. Aproximadamente el 50% de los alumnos de Frankfurt (y el 70% de los niños menores de tres años) proceden de familias con antecedentes de inmigración.

En el quinto curso (10 años), los escolares cambian de escuela para asistir a uno de los cinco tipos de centros donde se imparte educación secundaria. En este estadio, la elección de escuela y de tipo de enseñanza estructurará la calidad de los estudios y marcará el abanico de opciones que se le presentarán al estudiante una vez finalizada la escuela. Para los niños cuya segunda lengua es el alemán, la transición puede ser difícil, sobre todo si los padres no entienden cómo funciona el sistema educativo.

En 2007, la fundación Stiftung Polytechnische Gesellschaft de Frankfurt recibió una llamada de ayuda del director de una escuela local. ¿Cómo ayudar a los niños inmigrantes y a sus familias a dar este paso tan importante en el sistema educativo?

Una beca con un giro inesperado

Dado que la Stiftung Polytechnische Gesellschaft ya era conocida por las becas que concedía, la respuesta parecía obvia. En este caso, sin embargo, la Stiftung fue más allá de lo formal para ofrecer una forma de apoyo más estructurada que posibilitara el éxito del estudiante con la participación de toda la familia. El resultado fue la beca Diesterweg, bautizada en honor de un reformador de la educación de principios del siglo XIX, Adolph Diesterweg.

“Dijimos: ¿por qué no ofrecer una beca familiar en la que cada miembro de la familia sea un miembro de la beca, obtenga un certificado y forme parte de un programa integral? Eso les dará fuerza y se enorgullecerán de formar parte de la comunidad”, comenta el Dr. Kaehlbrandt.

Inaugurada en 2008, la beca Diesterweg consiste en un programa preparatorio de dos años que se desarrolla a lo largo de los cursos cuarto y quinto. Los profesores de cuarto curso recomiendan participar sobre todo a familias con hijos que presenten un elevado potencial académico, pero que necesiten apoyo porque les falta fluidez en alemán o porque sus progenitores no entienden el sistema educativo.

El primer grupo de destinatarios incluyó a 22 alumnos de 21 familias en toda la ciudad. La beca incluía clases adicionales de alemán y otras asignaturas, así como dinero para material educativo. Con el fin de crear un continuo entre la clase y el hogar en el apoyo a los estudiantes inmigrantes, el programa también ofrece viajes de estudio para toda la familia y apoyo a los padres en las reuniones con los profesores en la escuela. Los padres tienen incluso clases propias, las “academias de padres”, donde entre otros temas se discuten las complejidades del sistema educativo alemán.

En las vacaciones de verano entre el cuarto y el quinto curso, los estudiantes también participan en DeutscheSommer, una escuela de verano de tres semanas centrada en la práctica de la lengua alemana. El origen de los alumnos es muy variado: Pakistán, Afganistán, Turquía, Etiopía, Bosnia y Lituania.

El proyecto también recibe el apoyo del Ministerio de Asuntos Culturales, del Ministerio de Justicia, Integración y Europa (Hesse), el Departamento de Educación y Mujer (Frankfurt), la Oficina de Asuntos Multiculturales y la Fundación/Asociación de Ciencias Alemanas.

Símbolos de integración

Aunque la beca Diesterweg pone énfasis principalmente en el éxito educativo de los alumnos matriculados en el programa, sus organizadores tienen claro que es igual de importante mejorar las oportunidades de integración de las familias en la sociedad alemana.

“El principal problema para estas familias es la falta de acceso a la riqueza de la oferta de la que disponemos en una ciudad como Frankfurt”, afirma el Dr. Kaehlbrandt.

Los viajes de estudio de las familias incluyen visitas a la biblioteca pública o a la asamblea legislativa del estado federado.

La conformación de un sentimiento de orgullo y de pertenencia se ha convertido en parte importante del proyecto. La fundación organiza una ceremonia formal al inicio del programa para las familias, e incluye invitados de honor de los gobiernos municipal y estatal. Al finalizar los dos años, todos los participantes reciben un certificado oficial para celebrar que han finalizado el programa de la beca Diesterweg.

El Dr. Kaehlbrandt señala que para una madre afgana de 36 años que llegó desde Pakistán y que recibió el certificado, “significa que es una becaria de una fundación privada en tanto que ciudadana de Frankfurt”.

“Queremos que sean ciudadanos de nuestra ciudad. Queremos que se conviertan en ciudadanos de esta república democrática.”

Éxito

Los estudiantes de la primera promoción becada no solo fueron capaces de pasar a la educación secundaria, sino que además lo hicieron con entusiasmo y aumentaron su autoestima. El European Forum for Migration Studies observó que los niños que habían participado en el programa de la beca pudieron acceder a los centros de educación secundaria de “nivel superior” y se sentían cómodos en ellos, a la vez que los padres habían adquirido una mejor comprensión del sistema escolar y tenían mayor confianza en su relación con los profesores.

Los padres también manifestaron una mayor conexión con la comunidad. En uno de los viajes de estudio a la asamblea legislativa del estado de Hesse, un padre de Eritrea comentó: “Ahora ya me siento como alguien de Hesse”.

“Es en momentos como este en los que se hace más tangible el éxito de la integración de las familias y el impacto directo de la beca Diesterweg. “Casi todas las familias confirmaron sentirse más aceptadas y cómodas en Alemania tras el periodo de dos años de la beca”, afirma Gisela von Auer, directora del programa.

A día de hoy, la beca Diesterweg también recibe el apoyo del Ministerio de Asuntos Culturales, del Ministerio de Justicia, Integración y Europa (Hesse), el Departamento de Educación y Mujer (Frankfurt), la Oficina de Asuntos Multiculturales y la Fundación/Asociación de Ciencias Alemanas.

Cómo aplicarlo a su caso

  • Si quiere servir satisfactoriamente a la comunidad, investigue.
  • Un análisis detallado de los barrios y las escuelas de la ciudad le ayudará a dirigirse a comunidades concretas y a diseñar el plan de estudios tanto para los niños como para los adultos.
  • Desarrollar confianza entre las partes participantes (padres, alumnos, profesores) es esencial, sobre todo en las primeras fases del proyecto. Esto significa
    • mantener un contacto personal estrecho con las familias
    • alentar la cooperación entre las escuelas primarias y secundarias, así como las instituciones locales (educativas, culturales, científicas)
  • Elabore un programa con actividades atractivas para los adultos con el fin de aumentar el interés y la participación
  • Asegúrese de que existe un alto grado de compromiso y profesionalidad entre todos los miembros del proyecto.
  • No espere a que se den las condiciones perfectas. ¡Láncese!

Themes: Aprender


Newsletter



Información de contacto:

Gisela Von Auer , Diesterweg-Stipendium
Stiftung Polytechnische Gesellschaft Frankfurt am Main Untermainanlage 5 60329 Frankfurt

Tel: 069 789 889-25
vonauer@sptg.de
http://www.sptg.de/english.aspx

Maytree