Santa Cruz de Tenerife, España

Juntos en la misma dirección

El Cabildo de Tenerife

November 29, 2011

Una red de grupos y asociaciones comunitarios genera confianza en la agenda para la integración de la ciudad

Para la isla española de Tenerife, el crecimiento reciente de su población debido a la inmigración y la diversidad que se observa en ciudades como Santa Cruz de Tenerife son fenómenos nuevos. Aunque su situación, a 210 kilómetros de distancia de la costa noroccidental de África, podría sugerir la llegada de inmigrantes tras un peligroso viaje por mar, la realidad es mucho más similar a la experiencia que tienen otras ciudades españolas de lo que reflejan la mayoría de informaciones procedentes de los medios de comunicación.

Por suerte para Tenerife, la gran mayoría de inmigrantes vienen atraídos por la economía y floreciente industria del turismo en la isla (5 millones de visitantes al año). Al igual que en el conjunto de España, que recibía 650.000 inmigrantes anuales en el momento cumbre del auge de la construcción en 2005 (y 650.000 más cuando el Gobierno declaró una amnistía para los inmigrantes ilegales con contrato de trabajo), los recién llegados a Tenerife conforman una mezcla de inmigrantes hispanohablantes de América Central y del Sur, europeos e inmigrantes de África del Norte y Subsahariana, India, Corea y Rusia. Desde 2001, la población nacida en otro país se ha duplicado. En 2010, uno de cada cuatro habitantes de esta pequeña isla canaria había nacido fuera de España.

Una respuesta rápida

La efervescente industria turística de Tenerife y la economía local dependen de una mano de obra amable, y de comunidades y vecindarios seguros y atractivos. Con la solicitud de declaración de Patrimonio de la Humanidad en trámite, la cohesión social es una prioridad absoluta para la administración de la isla.

No obstante, cuando el Cabildo de Tenerife registró la importancia de la actual tendencia demográfica, empezó a preocuparse por la escasa interacción existente entre los muchos grupos distintos de inmigrantes. Eran pocos los que contaban con representación a través de asociaciones comunitarias formales y los miembros del Cabildo no siempre estaban seguros de con quién debían ponerse en contacto cuando era precisa la participación de las comunidades para apoyar el trabajo de la ciudad en materia de integración.

Para superar esta situación, en marzo de 2010, el Departamento de Economía y Competitividad del Cabildo lanzó un proyecto para la creación de una red de asociaciones de inmigrantes y grupos comunitarios con el objetivo de impulsar la cohesión social a través de una mejora en la comunicación y las oportunidades de «conocerse mejor».

Añadir un «sentimiento de unidad»: Juntos en la misma dirección

El empeño del Cabildo en interrelacionar las asociaciones de inmigrantes que representaran países de origen o etnias específicas se fundamentaba en la idea de que los propios inmigrantes serían la «mejor representación para las voces de la nueva ciudadanía» y apoyarían el trabajo de la ciudad para mejorar la integración.

Aunque el nombre original era «En la misma dirección», las reacciones de la red de asociaciones de inmigrantes llevaron al Cabildo a incluir la palabra «juntos» en el nombre del proyecto para enfatizar la idea de que no era una mera iniciativa paternalista, sino un auténtico proceso participativo.

Hoy, el proyecto se llama Juntos en la misma dirección y es una red de asociaciones de inmigrantes, agencias gubernamentales, organizaciones sociales y de otros tipos. La red cuenta con el apoyo del Observatorio de la Inmigración de Tenerife (OBITen) y de la Universidad de La Laguna.

Voces de la nueva ciudadanía

Los objetivos son sencillos: mejorar el compromiso cívico de las asociaciones de inmigrantes, incrementar su capacidad organizativa a través de talleres de formación y permitir una mejor comunicación entre los distintos actores sobre el terreno a través de un foro en línea y mesas redondas en la isla. El trabajo también incluye cinco grupos de trabajo centrados en temas de preocupación comunitaria: servicios sociales, violencia contra las mujeres, codesarrollo, participación social y comunicación.

A pesar de la relativa juventud del proyecto, a juzgar por las reacciones recibidas de los participantes, se presenta muy prometedor. Las sesiones formativas sobre resolución de conflictos han recibido las alabanzas de los grupos de recién llegados, mientras la publicación y distribución de una guía para todas las asociaciones de inmigrantes en Tenerife (también disponible en línea) ha sido de gran utilidad para las agencias municipales.

Otros beneficios incluyen la sensación de autonomización que aporta la participación en el proyecto, la mejora de las relaciones con otras asociaciones y el reconocimiento, por parte de todos los grupos, de que están colaborando en una agenda compartida por la integración y la cohesión social.

Los planes para el futuro incluyen la formación en la diversidad para organizaciones públicas y privadas, la mejora de las estrategias de comunicación dirigidas a una población multicultural y una mayor colaboración entre los grupos de inmigrantes en torno al desarrollo de la comunidad.

Éxito

La decisión del Cabildo de Tenerife de centrarse en estrategias de comunicación y participación comunitaria como un primer paso hacia la mejora de la integración de los recién llegados a la ciudad insular ha dado pasos importantes, especialmente en términos de interconexión de las asociaciones, que ya no se sienten tan aisladas.

Julia Milián, originaria de Perú y presidenta de la Asociación Sociocultural de Mujeres para la Integración de Tenerife, afirma que «Juntos en la misma dirección» ha agrupado a inmigrantes de todos los orígenes y disipado el miedo al contacto con otras personas que atenaza al llegar a un nuevo país.

Para Carmen Navarro, ex-concejala de inmigración de Tenerife, «Juntos en la misma dirección» ha abierto las puertas a nuevas asociaciones y ha ofrecido a los representantes de los partidos políticos mayoritarios una nueva perspectiva sobre el asentamiento y la experiencia de integración de los inmigrantes en Tenerife.

«Es maravilloso no sentirse solos», declara Carmen Navarro. «Ser capaces de funcionar como una red y apoyarnos mutuamente ha sido de verdadera utilidad.»

Cómo aplicarlo a su caso

  • Los procesos participativos funcionan mejor cuando la participación (inclusión) comienza en la fase de planificación.
  • Capacitar a las comunidades locales mediante la consulta y la toma de decisiones conjuntas genera confianza, lealtad y una mayor facilidad en la aplicación, así como un mayor éxito a largo plazo.
  • Compartir los resultados de las consultas comunitarias con los medios de comunicación para ampliar la conciencia de la importancia de la diversidad en la toma de decisiones correctas y sus beneficios para toda la comunidad

Newsletter



Información de contacto:

Vicente Zapata Hernández , Director Académico del Observatorio de la Inmigración de Tenerife (OBITen)
Área de Empleo, Desarrollo Económico, Comercio y Acción Exterior
Cabildo de Tenerife, Plaza de España. 1,
Santa Cruz de Tenerife, España,
38003
Tel.: 0034 922 317 762 / 747
vzapata@ull.es
http://www.tenerife.es/wps/portal/tenerifees

Maytree