Conectar

Toronto, Canadá

La Escuela de Civismo de DiverseCity

Maytree Foundation

May 16, 2012

Preparar un liderazgo diverso para la vida política

Para Alejandra Bravo, esta pregunta apunta al corazón de las instituciones y valores democráticos: “Los dirigentes electos son poderosos símbolos de participación e inclusión y ejemplos de aquello a lo que pueden y no pueden aspirar las futuras generaciones”.

Los dirigentes que ocupan cargos públicos tienen una influencia que trasciende de lejos su capacidad para influir en las decisiones y en el desarrollo de las políticas gubernamentales. Los dirigentes indican quién pertenece y quién no. Como representantes nuestros, son —o deberían ser— un reflejo de la sociedad que somos.

Alejandra Bravo, una política veterana con 15 años de experiencia como voluntaria en campañas políticas y dos veces candidata al consejo municipal, es muy consciente de que los dirigentes municipales designados y elegidos no reflejan la diversidad de Toronto, donde casi la mitad de la población está formada por minorías visibles. Por ello no es extraño que la participación electoral de los inmigrantes y miembros de las minorías visibles sea inferior a la de cualquier otro grupo.

Toronto es la mayor ciudad de Canadá, famosa por su multiculturalidad, pero muchos grupos siguen sin desempeñar un papel significativo a la hora de decidir su propio futuro y el de su ciudad. Según Bravo, ese era un problema que había que abordar:

“El hecho de no potenciar la inclusión y la participación tiene un precio. Estamos indicando a las nuevas generaciones de jóvenes de diversas razas y orígenes étnicos que no pertenecen de forma plena a la sociedad. Cuando las personas no tienen una sensación de pertenencia, se sienten desconectados de su entorno. No se sienten escuchados ni valorados.” ”

Soluciones prácticas

En 2007, cuando Bravo se dirigió a la Maytree Foundation para proponer la idea de una “escuela de campañas” para ayudar a los dirigentes comunitarios de Toronto a participar en el proceso político, se encontró con una organización con un largo historial de promoción de la inclusión y el liderazgo diverso en el Área Metropolitana de Toronto y en todo Canadá.

Para Maytree, cambiar el aspecto de la clase dirigente de Toronto era clave para ofrecer un futuro más brillante a toda la ciudad.

La diversidad del liderazgo genera más beneficios que solo la inclusión de las comunidades marginadas. Aprovechar la diversidad ayuda a impulsar la competencia y la prosperidad económica, tanto en el lugar de trabajo, como en la sala de juntas y la sociedad en general.

Los programas de promoción del liderazgo y la integración de Maytree ya habían identificado algunos de los obstáculos que impiden que los recién llegados y las comunidades de distinta cultura participen activamente en el proceso político; por ejemplo, cómo obtener los conocimientos sobre táctica de campaña que generalmente se aprenden con años de voluntariado a favor de candidatos. Otros obstáculos van desde la carencia de información práctica hasta la falta de redes (particularmente para los nacidos fuera de Canadá) y de acceso a los medios de comunicación y a la formación mediática.

Para acelerar el nivel de inclusión política, los participantes necesitaban formación para obtener tanto las habilidades técnicas como los conocimientos prácticos. En 2007, Maytree contrató a Bravo para desarrollar y llevar a cabo un programa piloto encaminado a colmar estas deficiencias.

Bienvenido a la School4Civics

La School4Civics (Escuela de civismo) de Maytree es un programa de formación no partidista diseñado para desarrollar la capacidad de una nueva generación de dirigentes cívicos y políticos diversos, deseosos de impulsar un cambio social progresista.

Los participantes se seleccionaron en función de su compromiso demostrado con el cambio social, su participación como voluntario comunitario y su experiencia en campañas políticas y reivindicativas.

El programa inicial se centraba en cómo desarrollar un poder político a largo plazo (más allá de una sola campaña), en la planificación estratégica para aumentar el impacto político, así como en la adquisición de las habilidades técnicas necesarias para llevar a cabo una campaña. El programa semestral incluía igualmente el aprendizaje de aptitudes interpersonales y de desarrollo de redes.

El personal docente del programa estaba formado por estrategas políticos, directores de campañas y antiguos candidatos con experiencia directa desde una perspectiva pluripartidista. La formación incluía concretamente: cómo encuadrar los mensajes clave, cómo hablar en público, cómo dirigir una campaña, recaudación de fondos, formación de coaliciones y conciliación de la vida personal y pública.

Un año más tarde, el éxito de la School4Civic se plasmó en DiverseCity: The Greater Toronto Leadership Project, una iniciativa de tres años de duración que Maytree y la Greater Toronto Civic Action Alliance (antiguamente Toronto City Summit Alliance) pusieron en marcha en 2008. School4Civics se convirtió en una de las ocho iniciativas emprendidas por DiverseCity para promover el liderazgo diverso y la promesa de una ciudad y región más fuertes y prósperas.

School4Civics sigue adaptando su programación a las necesidades de los participantes y a las oportunidades del entorno político. En 2009 introdujo cursos de aprendizaje digital en forma de seminarios virtuales dinámicos para aumentar el acceso de los participantes e inició la formación de directores de campaña. Una de las principales lecciones fue que la inclusión y el poder político son algo más que el rostro que aparece en el cartel de una campaña.

En 2010, el programa se centró en la captación de voluntarios para campañas municipales preparatorias de las próximas elecciones locales. El plan de estudios se concibió para garantizar que los talleres fueran suficientemente participativos y flexibles a fin de tener en cuenta los diferentes niveles de habilidades y experiencia de los participantes. El objetivo era asegurarse de que los participantes que subieran a la tarima conocieran realmente el material.

Otra iniciativa de DiverseCity, DiverseCity Counts, elevó el listón de responsabilidad al llevar a cabo la primera encuesta de liderazgo diverso en los sectores público, privado y de la economía social de la ciudad. Los resultados de 2009 muestran lo lejos que aún estamos de una sociedad justa. Mientras que las minorías visibles representan el 49,5% de la población de la Región Metropolitana de Toronto, en los cinco municipios estudiados de esta área urbana, únicamente aportaban el 10% de sus cargos electos y el 4% de sus dirigentes superiores en todos los sectores.

“Lo que se cuenta, se hace”, es la consigna de acción del programa. Una serie de informes anuales siguen los avances de la ciudad hacia un liderazgo más representativo.

Parámetros del éxito

Hasta ahora, School4Civics ha formado a cien dirigentes. Catorce candidatos se han registrado como candidatos a las elecciones municipales o a los consejos escolares. Dos graduados del programa se han convertido en asesores políticos de alto nivel de un candidato a alcalde.

Todos los graduados de 2010 trabajaron en las recientes campañas municipales, y un 90% de todos los graduados han participado en unas elecciones provinciales o federales o en una lucha por la designación desde el inicio del programa. En conjunto han hecho que se conozca mejor la falta de diversidad en los cargos de elección, en particular en el gobierno municipal, y han logrado colectivamente que aumenten las expectativas de cambio al dar a conocer a nuevos candidatos y dirigentes dispuestos a presentarse como candidatos. Y este hecho ha recibido sin duda una gran atención de los medios de comunicación y un gran interés por parte de los partidos políticos.

Louroz Mercader, candidato a concejal por primera vez y graduado de School4Civics, afirma: “Juntos hemos creado un movimiento de cambio para el futuro”.

En 2011, School4Civics espera que un número aún mayor de sus alumnos intenten ser designados candidatos o participen de otra forma en las elecciones provinciales de Ontario. Para apoyar estos esfuerzos, School 4Civics ha puesto en marcha un nuevo programa centrado en “Conocer cómo hacen sus designaciones los partidos políticos.” Este programa ha sido concebido para ayudar a los participantes a familiarizarse con el proceso de designación provincial para conseguir la candidatura.

School4Civics de DiverseCity trabaja para que nuestros dirigentes públicos hablen en nombre de todos nosotros. Al identificar y formar a dirigentes diversos para presentarse como candidatos o dirigir campañas electorales, el programa pretende que el proceso político satisfaga las necesidades de todos los canadienses.

Sobre todo, el programa va más allá de la planificación de una sola campaña. School4Civics de DiverseCity forma a dirigentes para que asuman un compromiso permanente a favor del cambio social.

Cómo aplicarlo a su caso

  • Tómese su tiempo para analizar y comprender el impacto que desea obtener. El desarrollo de poder político a largo plazo requiere algo más que el éxito de una sola campaña.
  • Al definir su visión y describirla, adopte una posición estratégica respecto al impacto político.
  • ¿Qué clase de dirigente desea ser? Para alcanzar este objetivo se requiere un compromiso de desarrollo personal
  • A menudo, el éxito se basa en las lecciones aprendidas de los fracasos. Debe estar dispuesto a aprender de sus errores y a cambiar cuando sea necesario
  • Las habilidades técnicas pueden ser tan importantes como las grandes ideas y la personalidad cuando se lleva a cabo una campaña. Tómese su tiempo para aprender las lecciones prácticas que pueda aplicar

Maytree