Conectar

Wellington, Nueva Zelanda

La Policía de Nueva Zelanda entabla un diálogo con comunidades de inmigrantes

Policía de Nueva Zelanda

August 23, 2012

Un manual sobre diversidad religiosa ayuda a la policía a mejorar sus relaciones con grupos minoritarios

¿Pueden los sijs llevar dagas ceremoniales? ¿Cómo confortar a una mujer musulmana? ¿En qué días no asistirá al tribunal un hindú?

En los últimos años, la policía neozelandesa ha realizado un esfuerzo conjunto para fomentar la sensación de inclusión y participación entre las cada vez más complejas comunidades que forman la población de su país.

“Se trata ante todo de confianza”, afirma Kefeng Chu, Asesor Estratégico de Asuntos Étnicos de la Dirección Nacional de Policía. “La policía debe conocer las diferentes religiones y la forma en que pueden afectar a las interacciones cotidianas. Queremos que el público piense que la policía está ahí para comprender su cultura y religión”.

En el manual policial “Referencia práctica a la diversidad religiosa” se dan respuestas rápidas y fiables a centenares de preguntas sobre costumbres religiosas. La segunda edición de este manual fue presentada por el Comisionado de Relaciones Generales y Raciales de Howard, Joris de Bres, en marzo de 2009 en el marco de las celebraciones del Día de las Relaciones Raciales.

La versión actualizada de la edición de 2005 contiene sinopsis sobre siete religiones (espiritualidad maorí, budismo, cristianismo, hinduismo, islam, judaísmo y sijismo), así como información especialmente relevante para las interacciones de la policía, relacionada con asuntos como la muerte, la donación de sangre, las actitudes ante los perros policía y la forma de abordar otras cuestiones delicadas. La edición de 2009 recoge igualmente la Declaración sobre diversidad religiosa de la Comisión de Derechos Humanos de Nueva Zelanda.

Cómo puede ayudar un manual

El conocimiento de estos temas puede facilitar las investigaciones de los agentes, señala Kefeng. Por ejemplo, la policía debería saber que una familia musulmana espera poder enterrar a sus familiares lo antes posible después de su muerte, a ser posible antes de que transcurran 24 horas.

“Es posible que la policía no esté de acuerdo con ello, pero mostrar comprensión por sus necesidades religiosas y la disposición a negociar crea una sensación de confianza que ayuda a todos los interesados”.

Señala, por ejemplo, que el libro ayudó a un agente de policía comunitario a responder a un miembro del público que le preguntó si un sij está autorizado a ir por la calle con una daga ceremonial (kirpan).

“La respuesta es sí, por supuesto que es legal. La Policía solamente debe intervenir si se utiliza como arma, y no conozco que eso haya sucedido en ninguna parte del mundo”, agrega Kefeng.

Esta guía se ha utilizado igualmente para la formación de policías, y el Comisario de Relaciones Raciales, Joris de Bres, informó en el momento de la presentación de la edición de 2009 que los participantes neozelandeses en el Diálogo Interreligioso de Asia y el Pacífico, celebrado en Camboya en 2008, habían elogiado expresamente la guía y recomendado que se facilitara una guía similar al personal de otros departamentos gubernamentales.

“Aunque vivimos en un Estado laico en Nueva Zelanda, eso no significa que los funcionarios públicos deban ignorar las creencias de las comunidades a las que prestan servicio. Para prestar servicios públicos de forma eficaz, los funcionarios deben conocer a sus clientes y ganarse su confianza”, indicó.

Aprovechar los éxitos logrados

La policía neozelandesa tiene también otras iniciativas complementarias en curso. Por ejemplo, la web de la policía puede traducirse a once lenguas y escrituras, aparte del inglés, e incluye una sección consagrada a las comunidades étnicas en la que se explica cómo comunicarse con la policía, los derechos individuales, la seguridad y la prevención del delito. Para sus comunicaciones telefónicas, la policía utiliza un servicio de traducción prestado por el Gobierno llamado Language Line para la interpretación de 39 lenguas, y en las regiones de Auckland, Hamilton, Wellington, Palmerston North, Nelson, Napier y Christchurch existen oficiales de enlace étnico. Asimismo se ha elaborado un conjunto de documentos para mejorar las interacciones con el creciente número de inmigrantes y de comunidades étnicas, como:

  • Trabajar con las comunidades étnicas – Estrategia étnica de la Policía hasta 2010 (2004)
  • Libro multilingüe de expresiones;
  • Asesoramiento sobre la declaración de derechos;
  • Una traducción de consejos jurídicos cautelares y
  • Estrategias de receptividad ante las poblaciones maorí y del Pacífico.

La policía patrocina igualmente concursos de oratoria sobre la unidad racial en las escuelas secundarias, en colaboración con la Comisión de Derechos Humanos y la comunidad Baha’i, así como torneos interétnicos de fútbol, como la Copa de Fútbol de las Comunidades de Nueva Zelanda. También se ha creado una Red de Equidad y Diversidad de la Policía en la Dirección Nacional de Policía en Wellington y el año pasado se introdujeron cambios en el código de uniforme para adaptarlos al turbante sij de los agentes de policía de esta religión.

Esta colección de estrategias y herramientas viene a demostrar con gran claridad el continuo compromiso de la Policía para prestar un buen servicio a las personas de todas las comunidades y, en la misma línea, los comentarios recibidos por parte de éstas han sido muy positivos.

Fuente: The New Zealand Police Online Magazine

Cómo aplicarlo a su caso

  • La comunicación es clave para prevenir y resolver delitos: Desarrolle una serie de opciones de comunicación, que incluyan traducciones orales y escritas disponibles de diversas maneras, inclusive en línea, así como recursos que faciliten información fiable sobre las prácticas que deben seguir tanto el público como los agentes de policía.
  • Aumente la visibilidad de la policía en entornos comunitarios, por ejemplo mediante eventos patrocinados que fomenten buenas relaciones entre diversos grupos de la población de distintas etnias.
  • Las estrategias deben contar con el respaldo de herramientas prácticas y personal para tener éxito; modifique las prácticas policiales para incluir a miembros de diferentes comunidades.
  • Las comunidades evolucionan y cambian y una actividad policial eficaz debe hacer otro tanto. Es posible que se requieran nuevas formas de pensar para llegar a conocer a las comunidades de inmigrantes y comunidades étnicas, así como para ganarse su confianza, comprenderlas, respetarlas y colaborar con ellas de forma positiva. Evalúe y actualice periódicamente los recursos y las prácticas.

Newsletter



Información de contacto:

Rakesh Naidoo, Police National Headquarters, New Zealand Police
180 Molesworth Street
PO Box 3017
Wellington, New Zealand,
SX11149
rakesh.naidoo@police.govt.nz
http://www.police.govt.nz

Maytree