Vivir

Auckland, Nueva Zelanda

Últimas palabras: enfoques culturales sobre el proceso de defunción y la muerte

Asociación de directores de pompas fúnebres de Nueva Zelanda (FDANZ)

March 24, 2011

Reconocimiento de valores, creencias y prácticas culturales diversos.

“… al observar los distintos enfoques sobre la muerte en nuestro país, no sólo estamos aprendiendo de los demás, sino también de nosotros mismos.” (Joris de Bres, 2005)

Mariam es una joven refugiada etíope cristiana que trabaja tras el mostrador de una tienda de Wellington. Cuando falleció su hermano en Etiopía, quiso seguir la norma cultural de su tierra: afeitarse la cabeza como señal de respeto y de duelo. Sin embargo, tenía miedo de que su jefe no la comprendiera y que ello pudiera acarrearle la pérdida de su puesto de trabajo. La persona que se ocupa de orientarla en tanto que refugiada la animó a mencionarle el tema a su jefe, y Mariam quedó sorprendida al recibir una respuesta respetuosa. Mariam se rapó la cabeza y su jefe estuvo de acuerdo en que, si ello la hacía sentirse más cómoda, llevara una gorra o un pañuelo atado a la cabeza al atender a los clientes.

Esta historia, recopilada en la publicación Last Words y que además ha aparecido en periódicos de tirada nacional como el New Zealand Herald, ilustra la importancia fundamental de la transmisión de valores, creencias y prácticas culturales en la comunicación con los demás para la convivencia en una comunidad de integración, especialmente en el caso de situaciones dolorosas.

Last Words
Last Words (Últimas palabras) es una publicación de 200 páginas encargada por la Asociación de directores de pompas fúnebres de Nueva Zelanda (FDANZ) publicada en 2005. Sobre la base de una publicación de 1987 del Ministerio de Sanidad, Last Words pone de manifiesto y ayuda a dar forma a los enfoques sobre la muerte de los distintos grupos en Nueva Zelanda. Está destinada a aquellos que trabajan con personas moribundas o de luto, así como a todos aquellos que deseen atender, apoyar y comprender a amigos, vecinos y colegas inmersos en procesos de defunción o de duelo.

Este recurso, que cuenta con el aval de Joris de Bres, comisario para las relaciones raciales en Nueva Zelanda, “brinda la posibilidad de llegar a comprender mejor las creencias y prácticas que probablemente revisten importancia para los distintos grupos de ciudadanos de Nueva Zelanda: alimentos o remedios concretos, el consuelo de oraciones y rituales familiares, la presencia de toda la familia y de miembros de la comunidad, ceremonias de despedida o la posibilidad de disponer de los restos mortales del fallecido”.

El manual describe 32 enfoques étnicos, culturales o religiosos distintos sobre el proceso de defunción y la muerte basados en las tradiciones de los subgrupos más populosos de Nueva Zelanda. La información se ha extraído en buena parte de entrevistas y experiencias personales que ofrecen una mejor comprensión, y no tanto en afirmaciones categóricas; el contexto es el de la inmigración en Nueva Zelanda. No obstante, Last Words advierte de que incluso dentro de un mismo grupo existe una gran diversidad de formas de caracterizar la muerte: “No es una realidad estática”, manifiesta la autora Margot Schwass. “No se trata de rellenar una lista de control y decir que si eres enfermera y en la cama tres hay un hombre musulmán moribundo hay que hacer esto, esto y esto. No todos los aspectos pueden dares por sentados.”

También se ilustra el hecho reconocido de que la inmigración provoca cambios en las prácticas al cruzarse con la cultura y la religión. Por ejemplo, la migración cultural continuada que se está produciendo entre los neozelandeses de origen chino ha reavivado la antigua tradición de tirar arroz a la tumba, una tradición que se había perdido pero que la nueva oleada de inmigrantes ha restablecido”, comenta Margot Schwass.

Las repercusiones
Involucrarse con el proceso de defunción y muerte de una forma adecuada y familiar, a la vez que se respetan las creencias y las prácticas étnicas, culturales y religiosas, ayuda a superar una época cargada de emociones. También sirve para reconocer la relevancia de estas creencias y prácticas en lugares infinitamente distintos de aquellos en las que se originaron. A menudo, el reconocimiento y la comprensión no bastan y, como ha escrito el Dr. Rod Macleod de la Universidad de Auckland, la planificación, la preparación y la práctica son decisivas: “… para hacerlo bien, debemos preguntar qué hacer y cómo ayudar, …, debemos asegurar que los profesionales de la salud identifican, aceptan y comprenden los aspectos sociales y culturales de la vida y la muerte, de forma que se satisfagan las necesidades de los pacientes y sus familias en el proceso de defunción. La planificación y la preparación garantizarán que los profesionales comprendan las distintas percepciones culturales del proceso de defunción y de la muerte, y que respeten los sistemas de creencias y las normas culturales de los pacientes.”

Disponer de un gran abanico de enfoques documentados sobre la muerte y el proceso de defunción constituye un recurso valioso para las personas que trabajan en el sector de la prestación de cuidados y de los funerales. Como el presidente de FDANZ, Neil Little, de Davis Funerals en Auckland explica, los títulos profesionales en el sector de los funerales se consiguen después de obtener un empleo, lo cual significa que en gran parte son las funerarias las que imparten la formación inicial. Según Neil Little: “Muchas casas de pompas fúnebres configuran sus propios programas formativos y los complementan con los recursos disponibles. Last Words ha puesto una inestimable herramienta educativa a disposición de las personas que desean ejercer una profesión en el sector funerario, y es una excelente fuente de conocimiento de toda una serie de culturas y confesiones. Además, ha resultado de gran provecho para algunos de nuestros colegas en residencias de ancianos y hospitales privados, así como para los oficiantes de funerales y el clero. Muchos miembros de FDANZ imparten cursos educativos sobre la muerte en sus comunidades, un ámbito en el que esta publicación también ha resultado útil.”

Cómo aplicarlo a su caso

  • Si se desea lograr la comprensión intercultural, debe existir un reconocimiento de los rituales de nacimiento, matrimonio, muerte y entierro.
  • Intente no generalizar y tenga en cuenta que existirán diferencias en las prácticas dentro de una misma cultura o confesión.
  • Asegúrese de que la información contenida en un recurso o manual sobre "diversidad" haya sido recopilada de forma fiable por personas de la comunidad y que refleje sus prácticas reales. La cultura, al igual que la práctica local, no es estática, sino que es permeable y responde al contexto del entorno y al paso del tiempo.
  • Una guía publicada ofrece información pero no es una alternativa a la comunicación. Pregunte siempre qué hacer y cómo ayudar; existirán variaciones extendidas de prácticas y hábitos.
  • Revise y actualice con regularidad las guías culturales. La cultura y las prácticas evolucionan, así que las guías de recursos también deben hacerlo.

Maytree