Vivir

Rheine, Alemania

Mezquitas abiertas contra los prejuicios

Grupo de proyecto Inmigración

June 4, 2012

Las puertas abiertas ayudan a construir comunidades abiertas.

Ya se trate de una iglesia, un templo, una sinagoga o una mezquita, las instituciones religiosas constituyen un desafío para aquellos que no forman parte de una cultura religiosa concreta.

Lo desconocido, simbolizado aquí por la característica arquitectura de los edificios religiosos, puede ser intimidante. Tanto si se trata del temor a lo desconocido como de un respeto innato por los espacios sagrados de otras culturas, la mayoría de nosotros dudamos al entrar en edificios religiosos desconocidos. Si no se es miembro y no se ha recibido una invitación abierta o un motivo por el que asistir, o si no se está familiarizado con las costumbres o el recibimiento habitual, la mayoría no suele entrar. Como resultado, los edificios religiosos pueden convertirse en barreras a la conexión intercultural en una comunidad y símbolos de división y diferencia.

En la ciudad alemana de Rheine, los líderes municipales se dieron cuenta de que la comunidad musulmana cada vez se estaba quedando más aislada y distanciada de la comunidad principal. El Ayuntamiento estableció el “Programa de Mezquitas Abiertas Contra los Prejuicios” con el objetivo de eliminar los prejuicios y temores de ambos bandos, y construir confianza y apertura en su lugar. ¿Cómo? Creando un diálogo bidireccional entre los musulmanes turcos y los cristianos locales y la comunidad en sentido amplio.

Rheine está situada en una ruta comercial histórica cerca de la frontera entre Alemania y los Países Bajos, y ha sido un punto de destino de inmigrantes desde los primeros años de la industrialización del siglo XX. En la actualidad, los mayores grupos de residentes nacidos en el extranjero proceden de Turquía y la antigua Yugoslavia. Ambas comunidades son principalmente de religión musulmana. El crecimiento de la población inmigrante es algo típico en toda Alemania, un país que cuenta tras Francia con la mayor población musulmana en Europa occidental, y ha adoptado una visión moderna de sí misma como “nación de inmigrantes”.

Una invitación a participar

El Ayuntamiento de Rheine se dirigió directamente a las mezquitas de la ciudad para convencer a los líderes religiosos de que abrieran sus edificios y comunidades a todos los residentes del municipio.

La petición era una idea aparentemente sencilla que logró resultados y un éxito importantes.

Con el apoyo del Ayuntamiento, las mezquitas organizaron “jornadas de puertas abiertas” para visitantes de todas partes. Los visitantes aprendieron el significado de las distintas ceremonias religiosas y se les instruyó sobre las creencias y culturas islámicas. A cambio, las comunidades protestantes y católicas invitaron a la comunidad turca a participar en ceremonias religiosas cristianas. Este intercambio intercultural tuvo tanto éxito que en un par de casos un imán y un cura celebraron de forma conjunta ceremonias interreligiosas.

Éxito

Abrir la mezquita local dio pie a que se desvanecieran prejuicios comunes y aumentara la confianza entre las dos comunidades. El éxito del programa desencadenó iniciativas adicionales diseñadas para profundizar en la comunicación intercultural y reforzar los lazos entre las distintas comunidades religiosas.

Las escuelas locales empezaron a celebrar las fiestas islámicas en la clase, e invitaron a todos los padres a asistir a ellas para compartir esta experiencia de aprendizaje y extender esta oportunidad de integración. En otro caso, se organizó y celebró una oración conjunta por la paz cristiana-islámica. Varias mezquitas empezaron a imprimir copias de los sermones del viernes en alemán para compartir su contenido con toda la comunidad, eliminando miedos no fundamentados sobre lo que se predicaba en la mezquita.

Con el fin de sumar los esfuerzos de las comunidades de base, el gabinete del alcalde estableció una relación especial con las oficinas de los imanes, tendiéndoles la mano aplaudiendo y celebrando cada nuevo encuentro. Esta actitud inclusiva ha acercado a las comunidades musulmanas y cristianas. Ahora toda la ciudad celebra el Diwali, el festival hindú de las luces.

Cómo aplicarlo a su caso

  • En primer lugar busque soluciones sencillas. Pueden servir para desbloquear desafíos mayores.
  • Establecer un clima de confianza es fundamental para construir relaciones saludables entre las distintas comunidades.
  • ¿Está su organización abierta o cerrada a los no miembros o a los individuos ajenos a su comunidad? ¿Qué puede hacer para fomentar una cultura de apertura?
  • Una tercera parte neutral como un funcionario del ayuntamiento suele ser la persona mejor posicionada para facilitar las relaciones.

Maytree