Trabajar

Londres, Reino Unido

Poner la justicia al servicio de los cuidadores a domicilio

Kalayaan

January 20, 2011

Justicia y educación sobre derechos de trabajadores domésticos inmigrantes

Se busca cuidador disponible durante 24 horas al día, con alojamiento en la casa, sin tiempo libre. Vida privada y libertad de movimientos restringidas. Sueldo inferior al mínimo, no negociable.

Desgraciadamente, esta descripción de un puesto de trabajo podría ser la de decenas de miles de trabajadores domésticos en todo el mundo. En ciudades modernas como Londres, Vancouver o Lyon, los trabajadores domésticos siguen encontrándose en situaciones “que no encajan en el nuevo milenio”, como manifestaba un londinense preocupado.

A Rose, por ejemplo, su empleador le quitó inmediatamente el pasaporte contra su voluntad cuando llegó al Reino Unido procedente de África para trabajar de niñera. Impotente y maltratada verbal y físicamente, Rose tuvo que sufrir unas condiciones de vida y de trabajo inhumanas hasta que logró escapar con la ayuda de un vecino y pedir ayuda a Kalayaan, una organización de beneficencia registrada que presta servicios de defensa y apoyo a los trabajadores domésticos inmigrantes en el Reino Unido desde 1987.

Cada año, el Reino Unido expide 16 500 visados a trabajadores domésticos para que sus beneficiarios vengan a trabajar como amas de llaves, niñeras, jardineros o cocineros. Aunque muchos de estos trabajadores son bien tratados, su aislamiento incrementa su dependencia de su empleador y contribuye a que no conozcan sus derechos, lo que les convierte en víctimas potenciales de abusos. Actualmente, Kalayaan es la única organización en el Reino Unido que presta servicios de asistencia a trabajadores domésticos inmigrantes.

Mejorar la calidad de vida…

Kalayaan es consciente de que los trabajadores domésticos son especialmente vulnerables a prácticas de explotación y pueden ser objeto de maltratos físicos y psicológicos, discriminación, bajos salarios y largas jornadas de trabajo. A menudo, estos trabajadores apenas hablan inglés y su vulnerabilidad se debe a que dependen de su empleador para recibir información sobre su empleo, alojamiento y estatuto legal.

Kalayaan colabora con empleados domésticos inmigrantes a fin de superar estos obstáculos y mejorar su calidad de vida prestando asesoramiento gratuito y confidencial sobre inmigración y empleo, apoyo para recuperar sus pasaportes (en los casos en los que su empleador se lo ha sustraído), asistencia para acceder a atención sanitaria y servicios básicos y cursos de inglés para extranjeros, así como asistencia práctica de emergencia para trabajadores que han dejado recientemente a empleadores que abusaban de ellos.

Kalayaan también ofrece un espacio social al que acuden los beneficiarios para reunirse con amigos, organizar a los trabajadores mediante Unite the Union, tomar un té o un café y recoger su correo. Las dos salas principales, situadas detrás de la iglesia de San Francisco de Asís en Notting Hill, en el oeste de Londres, ofrecen refugio, cursos de inglés y espacio de oficinas, donde cada año se registran cientos de nuevos trabajadores domésticos.

Entre abril de 2008 y el 31 de marzo de 2009 se inscribieron en Kalayaan 356 nuevos trabajadores domésticos inmigrantes y se impartieron aproximadamente mil sesiones formales de asesoramiento a usuarios, tanto nuevos como antiguos, de este servicio. Kalayaan también ofrece refugio a los trabajadores que acaban de dejar a empleadores que abusaban de ellos.

“Cuando los trabajadores acuden a nosotros, a menudo es la primera vez que cuentan su historia a alguien”, señala Camilla Brown, la abogada comunitaria de Kalayaan. “Tienen mucho miedo, están muy afectados y les cuesta mucho creer que no formamos parte del mismo sistema que sus empleadores. La mayoría creen que son ilegales”. Y añade: “Muchas de las primeras sesiones se dedican a explicar a estas personas que ya no tienen por qué tener miedo”.

Una labor en curso…

Kalayaan lucha activamente por que se haga justicia a los trabajadores domésticos inmigrantes. Cambiar las prácticas abusivas resulta especialmente problemático cuando los trabajos ejercidos gozan de muy poca consideración y carecen de prestigio profesional, y el empleador es poderoso. El año pasado, por ejemplo, Kalayaan identificó más de veinte casos de presunto tráfico de seres humanos, tan solo en Londres, en el que estaban implicadas misiones diplomáticas, situación que fue objeto de una amplia atención en los medios de comunicación cuando fue descubierta. A pesar de sus esfuerzos por colaborar con la policía y el Ministerio del Interior para hacer saber que es ilegal retirar el pasaporte a un trabajador, Kalayaan registró un aumento del 27% (respecto del año anterior) de los trabajadores que afirmaban que sus empleadores les habían confiscado su pasaporte.

En muchos de estos casos, los trabajadores desconocían su estatus legal y sus derechos en el Reino Unido. Los esfuerzos de Kalayaan por promover activamente un mejor conocimiento de los derechos de los trabajadores y la información sobre el estatuto legal de la inmigración incluyen la búsqueda de contacto con los trabajadores domésticos inmigrantes, así como con sus empleadores y la comunidad en general.

Asimismo, Kalayaan lleva a cabo periódicamente estudios en apoyo de su misión y sus objetivos políticos. Ha colaborado con Oxfam y la central sindical (Trade Union Congress – TUC) para pedir que la Comisión de Bajos Salarios modifique la legislación nacional en materia de salario mínimo. Brown señala: “Queremos acabar con cualquier duda acerca del derecho de los trabajadores domésticos inmigrantes a esta protección básica”.

Kalayaan fue una de las cinco organizaciones seleccionadas por Trust for London para facilitar información sobre su iniciativa especial (2007-2010) para hacer frente a las formas de “esclavitud moderna”, incluido el tráfico de seres humanos. Cada organización ofrece un ámbito de conocimientos especializados, ya sean los adultos, los niños, los trabajadores domésticos o las mujeres sometidas a explotación sexual. Trust for London publicó su informe final sobre esta importante labor en diciembre de 2010, con el título A Chance to be Free: Tackling Modern Day Slavery (Una oportunidad para ser libre: La lucha contra la esclavitud moderna).

En colaboración con COMPAS, de la Universidad de Oxford, Kalayaan investigó recientemente las condiciones de vida y trabajo de los cuidadores inmigrantes de personas mayores en domicilios privados (2009). Estudiaron la forma en que estos trabajadores negocian su relación laboral y social con el usuario de sus servicios, así como las consecuencias que tienen la raza y el racismo en sus experiencias laborales, y formularon recomendaciones para promover la inclusión y prestar un mayor apoyo a los cuidadores inmigrantes.

Esta investigación fue financiada por Big Lottery Fund, que organiza igualmente actos de promoción con Kalayaan, entre ellos una serie de talleres de fotografía de un día de duración en los que se imparte a los trabajadores domésticos inmigrantes una formación básica en el uso de cámaras digitales para ayudarles a expresar la historia de su vida. Otras fuentes de financiación y asistencia son Trust for London (anteriormente City Parochial Trust), Henry Smith Charity, Oak Foundation, Royal Borough of Kensington and Chelsea, Tudor Trust, y Barrow Cadbury Trust.

Alto nivel de servicio

Kalayaan está inscrita en la Oficina del Comisionado de Servicios de Inmigración, lo que significa que el nivel de sus servicios es objeto de un seguimiento periódico y puede influir en la política del Reino Unido y el sector de la investigación. Kalayaan también transmite informaciones críticas al Organismo de Fronteras del Reino Unido, en su calidad de miembro de su grupo rector sobre trabajadores domésticos extranjeros.

La organización genera cambios de abajo a arriba, mejora las condiciones de vida y trabajo de los empleados domésticos inmigrantes en el Reino Unido y recibe el reconocimiento que se merece. En diciembre de 2010, Kalayaan recibió el galardón Guardian Charity Award por sus notables logros

“Estoy tan agradecida de que me hayan ayudado”, dice J., una trabajadora doméstica filipina que escapó de los maltratos físicos y sexuales a manos de su empleador. “Me dieron la confianza que necesitaba”.

 

Cómo aplicarlo a su caso

  • Organizaciones como Kalayaan tienen el valor de defender a una amplia comunidad, que a menudo es invisible. ¿Existen en su comunidad grupos que necesiten ayuda para constituir su perfil público?
  • Las violaciones de derechos suelen producirse en marcos legales. Conocer los principales aspectos legales de su sector o temática le ayudará a aportar argumentos más convincentes.
  • Las personas vulnerables pueden convertirse en víctimas silenciosas de su situación o de su propia inseguridad. Escuche atentamente para no perder la oportunidad de ofrecer asistencia o apoyo
  • Busque socios colaboradores capaces de enriquecer y ampliar el alcance de su trabajo sin distraerle de su labor principal
  • Deje que otra persona realice la investigación y a continuación asegúrese de que los resultados tengan una difusión suficiente para satisfacer sus necesidades de comunicación. Un lenguaje claro y recomendaciones prácticas siempre serán mejores que un documento de 50 páginas.

Maytree