Aprender

Singapur: Programas de formación para estudiantes internacionales

November 26, 2012

El Gobierno de Singapur ha introducido un Programa de Subvenciones para Formación (TGS por sus siglas en inglés), para ayudar a los estudiantes internacionales a subvencionar el elevado coste de la formación técnica y universitaria. Esta política forma parte de una estrategia global tanto para atraer como para retener a los estudiantes internacionales en Singapur.

Con una población de 4,5 millones y una tasa de natalidad extremadamente baja, Singapur necesita que la inmigración sea económicamente competitiva. El TGS forma parte de una estrategia económica más amplia para convertirse en “capital del talento de la economía global”.

Un comité gubernamental de supervisión económica recomendaba un objetivo de 150.000 alumnos extranjeros para 2012 –más del doble que la cifra de 2005, de 66.000– y estimaba que de este modo no solo se crearían 22.000 puestos de trabajo sino que además mejoraría la contribución del sector de la enseñanza al producto nacional bruto, que pasaría del actual 1,9 por ciento (3.000 millones de dólares de Singapur o 1.900 millones de dólares estadounidenses) a un 5 por ciento.

Singapur está tomando la iniciativa en la creación de un mercado de estudiantes internacionales. Creado en 2002, el programa Global Schoolhouse ha ayudado a construir la marca Educación en Singapur. Mediante una combinación del sistema de escuela asiática con los estilos de educación occidentales, Global Schoolhouse ha atraído a universidades extranjeras como INSEAD, Chicago Booth Graduate School of Business y la Tisch School of the Arts de la Universidad de Nueva York, que se han establecido en la ciudad. Hoy en día Singapur es la sede de 16 instituciones universitarias y 44 escuelas preuniversitarias que ofrecen estudios internacionales. El objetivo es que para 2012 se pueda contar con 150.000 estudiantes.

A cambio de recibir la ayuda del TGS, los alumnos internacionales deben firmar un contrato que les exige trabajar en Singapur durante un mínimo de 3 años después de la graduación.

Cities of Migration está especialmente interesada en las políticas y la iniciativa que derivarán del programa TGS, en concreto en las acciones que emprenderá Singapur para garantizar que los graduados internacionales encuentren trabajo y se integren en la sociedad hasta el punto de que se convierta en su “hogar” y decidan quedarse.

Dado que los modelos de migración son cada vez más fluidos y los inmigrantes suelen circular por varias ciudades, observaremos muy de cerca la experiencia de Singapur para retener el talento mundial.

Buenas Ideas relacionadas que estamos siguiendo:

Helsinki: Traspasar el talento internacional de la universidad al mundo laboral


Maytree