Vivir

Amadora, Portugal

El Proyecto Generación: asociaciones comunitarias para la juventud: Fundación Calouste Gulbenkian, Ayuntamiento de Amadora, Oficina del Alto Comisionado para la Inmigración y el Diálogo Intercultural

Calouste Gulbenkian Foundation, Town Council Amadora, Office of the High Commissioner for Immigration and Interculural Dialogue

March 24, 2011

Las comunidades imaginativas cubren las necesidades de los jóvenes mediante inversiones en capital humano.

El distrito de Casal da Boba está ubicado en el municipio de Amadora, al noroeste de Lisboa. Casal da Boba está formado por unas 700 casas. Más del 50 % de la población de dicho distrito cuenta entre 10 y 24 años, y la mayoría de los residentes tiene sus orígenes en Cabo Verde. La población de la zona está fuertemente marcada por el paro, las rentas bajas, la escasa escolarización, la inestabilidad familiar y, muy frecuentemente, por la falta de situación legal y de documentos.

La elevada tasa de delitos en la zona y la preocupación de que estos factores no hicieran sino agravarse con el tiempo se tradujeron en la creación de una firme asociación pública y privada, dedicada a encontrar soluciones para romper el círculo de una nueva generación viviendo en la pobreza y la exclusión permanentes.

El objetivo del proyecto consistía en modificar las opciones existentes para una generación de esta comunidad, solucionar y prevenir el factor más importante de exclusión social que afecta a los jóvenes y ofrecerles, por el contrario, oportunidades reales.

La asociación entre el municipio de Amadora, la Fundación Calouste Gulbenkian y ACIDI (Alto Comisionado para la Integración y el Diálogo Intercultural) contribuyó asimismo a crear una colaboración de carácter organizativo con agentes y representantes de las instituciones de gobierno local en materia de educación, formación, asistencia social y salud. El sector privado también estaba integrado de manera destacada.

El proyecto vino a modificar las funciones y actuaciones tradicionales de las organizaciones públicas y privadas. Por ejemplo, equipos de orientadores, trabajando conjuntamente con los asistentes sociales y voluntarios comunitarios, recorrieron las calles hablando con los grupos de residentes. La diversidad de gente involucrada en este programa incluía antropólogos, economistas, lingüistas, gerentes de empresa, profesores de peluquería, músicos, psicólogos, animadores, violinistas, así como bibliotecarios y sacerdotes.

Para alcanzar el objetivo primordial de modificar las oportunidades ofrecidas a una generación de jóvenes de Casal da Boba, se crearon diversos programas puntuales (sobre la base de los grupos de edad y las barreras específicas).

Dichos programas incluían: un Taller juvenil para luchar contra las ausencias injustificadas y el abandono escolar mediante ayudas al estudio y la educación; Supéralo, un programa para ayudar a los niños con problemas judiciales que ofrece supervisión directa y personal a cada niño; Para ti, si sigues estudiando que ofrece actividades de ocio, como baloncesto, teatro y percusión dentro del centro escolar como forma de mejorar la asistencia; Talleres de peluquería para ayudar a los estudiantes que hayan abandonado los estudios a formarse en salones de peluquería profesionales; Programa de mayor salud para ofrecer terapias, gafas y tratamientos dentales; un Programa para aprender y jugar que ponía a disposición de los niños en edad preescolar un lugar donde acudir después de la escuela y que impartía clases de teatro, danza y artes plásticas; y Puedes llegar a ser lo que tú quieras, una iniciativa de apoyo a las madres adolescentes.

Otros programas incluían orientadores de formación que actuaban de enlaces entre el vecindario y el mundo exterior. Seis meses después de que se lanzase este programa, los orientadores estaban supervisando más de 266 casos de niños de alto riesgo.

Entre los programas alternativos figura una orquesta joven, un programa de convalidación para alumnos de 9º grado y una feria transnacional (celebrada conjuntamente con Rotterdam y Milán) para dar a conocer las organizaciones que trabajan en este ámbito.

Cómo aplicarlo a su caso

  • Los proyectos eficaces de desarrollo de la comunidad requieren un planteamiento participativo para el entendimiento, la expresión y la implicación de la comunidad.
  • Las asociaciones multisectoriales aportan recursos adicionales y perspectivas frescas a las inversiones en el cambio social. Busque una plataforma amplia de apoyo de todas las posibles partes interesadas a la hora de planificar los proyectos de desarrollo comunitario.
  • La creación de oportunidades para el desarrollo social y de capacidades - desde la formación profesional hasta los programas recreativos - puede proporcionar soluciones más eficaces que las medidas policiales para tratar con la juventud problemática.

Maytree