Conectar

Madrid, España

Oportunidad, tiempo y ritmo: juventud y comunidad

Fundación Tomillo

March 24, 2011

Crear cohesión a través de la participación en la comunidad

Muchos programas enraizados en la comunidad están dirigidos a la juventud marginada.

Sin embargo, el programa Tiempo Joven intenta lo que muy pocos se atreven a hacer. Tiempo Joven implica a los jóvenes en la planificación, la gestión y las operaciones financieras reales de sus programas. Los jóvenes están haciendo una magnífica labor.

El programa «Tiempo Joven» fue lanzado en abril de 2003 por la Fundación Tomillo en el barrio de Orcasur de Madrid para atajar la violencia pandillera y poner fin al aislamiento de los jóvenes inmigrantes que viven en zonas con escasos recursos. Tiempo Joven ofrece a los jóvenes del barrio una oportunidad para crear y participar en talleres que respondan a sus intereses. Esto incluye actividades que van desde la música rap a la percusión, break-dance, teatro y radio.

Al implicar a la juventud en cada uno de los niveles de diseño del programa, desde la ejecución hasta el presupuesto, el programa ayuda a los participantes a desarrollar la confianza, un sentido de inversión comunitaria y capacidades transferibles.

Al mismo tiempo, se implica a la juventud en sus actividades favoritas, tales como las actuaciones de jóvenes raperos Taller de hip-hop en Rapsodas en el barrio (véase el vídeo, más abajo). No constituye ninguna sorpresa que el éxito del original enfoque del programa haya sido reproducido ahora en otros cuatro distritos de la ciudad.

Presentación del taller de hip-hop y poesía «Rapsodas en el barrio»

Reunirse para variar

Algo más del 13 % de la población de Madrid está formada por inmigrantes, el segundo porcentaje total más elevado del país, y aproximadamente el 14,7 % son niños o adolescentes. La mayoría vive en vecindarios muy poblados en el sur de Madrid.

El barrio de Orcasur, donde se puso en marcha por primera vez Tiempo Joven, es uno de los más pobres de Madrid y presenta algunos de los índices más altos de paro, fracaso escolar y delincuencia. Gran parte de los inmigrantes en esta zona procede de Ecuador, Colombia, Perú, la República Dominicana y Marruecos. Las viviendas abarrotadas y la falta de recursos locales crean una sensación de desarraigo global entre estos jóvenes y los hace especialmente vulnerables a las pandillas (sobre todo las que obedecen a divisorias culturales o raciales).

Para hacer frente a estos retos, Tiempo Joven utiliza novedosas estrategias de reclutamiento y un enfoque singular de participación para reunir a la juventud en torno a un objetivo concreto y compartido.

Puesto que el acceso a la información resulta limitado dentro de este grupo y en tales zonas, se han creado, por ejemplo, talleres móviles en toda la comunidad para acceder a los jóvenes y enrolarlos en los programas.

Una vez incorporados, los participantes reciben el trato de delegados del consejo y son invitados a participar en el desarrollo de los programas en los que esperan están implicados. La pieza central de este modelo es el Consejo de jóvenes empresarios sociales, compuesto por representantes de todos los talleres. Los representantes son los responsables de organizar actividades, convocar reuniones, resolver conflictos, presentar propuestas y gestionar los costes de los programas. Los miembros del consejo actúan asimismo como representantes formales de los jóvenes en el distrito.

Esta estrategia ha dado lugar a un nivel hasta ahora desconocido de participación ciudadana entre los jóvenes del vecindario y, además, se han conseguido espacios públicos como lugares de reunión de la comunidad.

Éxito

En los últimos siete años, más de 3.200 jóvenes de más de 16 nacionalidades distintas han participado en el programa Tiempo Joven.

Hoy día, estos jóvenes adultos, que anteriormente eran vulnerables y se hallaban en peligro, pueden compartir una experiencia satisfactoria y una sensación de control de sus vidas y circunstancias, en lugar de continuar siendo «víctimas» y beneficiarios pasivos de los subsidios en ámbitos marginales de la sociedad.

Los participantes en el programa adquieren la capacidad de organizarse ellos solos, de analizar los proyectos y de resolver los conflictos que detecten en sus vecindarios. Los resultados de su labor -actuaciones teatrales, mercados solidarios, concursos de cocina intercultural- contribuyen a crear una comunidad que es más amigable, más habitable y receptiva de la diversidad cultural.

El éxito de Tiempo Joven ha merecido la financiación privada local de la Fundación Iberdrola y la Fundación Sara María, así como el apoyo de los tres niveles de gobierno español: el Ministerio de Educación (gobierno central), la Consejería de Educación (gobierno regional) y la Dirección General de Inmigración (gobierno municipal de Madrid).

El proyecto Tiempo Joven Inmigración y Ciudadanía fue galardonado en el 6º Concurso de Buenas Práctica de Hábitat de las Naciones Unidas en 2006.

Cómo aplicarlo a su caso

  • Siempre que sea posible involucre a su público objetivo en el proceso de planificación. Una consulta a tiempo con los actores principales supone un mayor compromiso y participación de estos.
  • Involucrar a los participantes del proyecto en la planificación presupuestaria es una forma tangible de delegación, fomenta la inversión social e incrementa el compromiso cívico.
  • Involucre a la juventud en las actividades que les gustan y luego en los asuntos comunitarios que deberían conocer.
  • Comparta el éxito de su programa con otros vecindarios y actores relevantes de la comunidad. Haga de la juventud sus mejores embajadores.
  • Utilice los espacios y locales públicos para promover la integración cultural entre la juventud de diferentes nacionalidades y origen cultural.

Newsletter



Información de contacto:

Irene Lantero, Communications Manager
Fundación Tomillo
C/ Campo Tejar 37 (Orcasitas)
Madrid, Spain,
28041
Tel.: +34 91 561 16 04
irene.lantero(at)tomillo.org
http://www.tomillo.org

Maytree