Conectar

Wellington, Nueva Zelanda

Visitas a los maraes para nuevos inmigrantes Estrategia Regional de Establecimiento de Inmigrantes de Wellington

Servicio de Inmigración de Nueva Zelanda, Ministerio de Trabajo

September 24, 2012

Un enfoque basado en la colaboración para poner a los recién llegados en contacto con los maoríes, el pueblo autóctono del país.

Kia Ora. Bienvenido a Aotearoa, Nueva Zelanda. A Pau Thang y su familia, recién llegados a Wellington procedentes de Birmania (Myanmar), la tradicional bienvenida kiwi les dio la oportunidad de tomar contacto con la cultura y las personas de su nuevo hogar en su marae local, es decir, el centro de reunión de los maoríes.

“Estamos muy contentos, porque es la primera vez que hemos vivido la cultura maorí, de modo que lo hemos pasado realmente bien”.

El Programa de Bienvenida a los Maraes es ofrecido por los servicios de bienvenida de Wellington a las personas que han vivido en Nueva Zelanda durante menos de cinco años y es uno de los principales aspectos de la Estrategia Regional de Establecimiento de Inmigrantes de Wellington (Wellington Regional Settlement Strategy -WRSS). El último censo de Nueva Zelanda, celebrado en 2006, mostraba que aproximadamente un 23% de los residentes de la región de Wellington habían nacido en el extranjero. Algo más de una cuarta parte de este grupo había llegado recientemente.

Dar la bienvenida a los recién llegados

El Programa de Bienvenida a los Maraes pone en contacto a los recién llegados con el pueblo autóctono de Nueva Zelanda y les ayuda a comprender la importancia que tiene la cultura maorí en el país. Entre las actividades del programa se encuentran talleres educativos sobre el Tratado de Waitangi (el documento fundacional de Nueva Zelanda en tanto que país), la cultura maorí, su lengua y su historia. Estas actividades cuentan con intérpretes para sortear las barreras lingüísticas entre los participantes.

El programa ofrece elementos tanto prácticos como culturales. Por ejemplo, en una visión general de kaitiakitanga (el papel de los maoríes en tanto que guardianes del medio ambiente) se exponen las costumbres maoríes de protección de la tierra y se informa a los recién llegados sobre los protocolos de pesca del país.

Responder a una época de cambios

“Hoy, Aotearoa (Nueva Zelanda) es diferente de lo que solía ser hace diez, veinte o treinta años”, reflexiona el honorable Mahara Okeroa, un respetado dirigente tribal y antiguo diputado al Parlamento. “Actualmente damos a la gente la bienvenida que se merece… Aplaudo esta iniciativa”.

El Programa de visitas a maraes para nuevos inmigrantes se realiza en colaboración con el gobierno local y el Iwi maorí de cada uno de los cinco municipios participantes. Los dirigentes de los maraes colaboraron con asesores gubernamentales de la Estrategia Regional de Asentamientos de Wellington para que la experiencia de los recién llegados fuera óptima y estos entablaran un diálogo significativo con el pueblo maorí. Los municipios hicieron publicidad y reclutaron participantes a través de los coordinadores locales de apoyo al establecimiento de inmigrantes que trabajan en cada ayuntamiento.

Cosechar los frutos

“Muchas gracias por esta gran oportunidad de conocer mejor la cultura de mi nuevo país”, expresa Anika, recién llegada de los Países Bajos.

Los comentarios de los participantes y sus anfitriones maoríes han sido entusiastas. Los maraes locales señalan que esta experiencia les ha ayudado a tomar contacto con las comunidades de recién llegados. Varios maraes han incorporado un nuevo componente de bienvenida para inmigrantes a las actividades del aniversario de Waitangi, que conmemora la firma del Tratado del mismo nombre.

El modelo de colaboración también ha reforzado los lazos entre los municipios y los maraes locales, y ha creado un valioso contexto en el que todas las partes pueden reunirse para hablar de las repercusiones de la inmigración y del cambio demográfico en las comunidades locales, en ocasiones con consecuencias inesperadas.

Tras participar en la bienvenida de recién llegados en el Ayuntamiento de Wellington, un miembro de la Red Maorí de Empresas Te Awe reflexionaba sobre el valor de las habilidades y contactos internacionales de los recién llegados presentes en la sala. A resultas de ello, la Red Maorí de Empresas Te Awe se asoció con el Consistorio del Ayuntamiento de Wellington para celebrar una feria destinada a establecer contactos entre empresas maoríes y chinas. El éxito no tardó en llegar y ahora se prepara una feria de empresas con miembros de la comunidad de empresarios de la India.

Cómo aplicarlo a su caso

  • Haga que el programa comience con buen pie. El personal dedicado al desarrollo comunitario y las estrategias de marketing selectivo pueden contribuir a que los recién llegados participen en el programa.
  • La participación de todas las partes interesadas en la elaboración del programa fomenta un sólido sentido de responsabilidad. Conceda a las partes interesadas de la comunidad flexibilidad para adaptar el contenido y el tipo de programa ofrecido a las necesidades y perspectivas locales.
  • Una parte del desarrollo de relaciones consiste en continuar el diálogo. Las asociaciones entre maraes y gobiernos locales de toda la región asistieron a actos regionales para informar sobre el programa que habían desarrollado conjuntamente e intercambiar historias de éxito.

Maytree