Conectar

Auckland, Nueva Zelanda

Autobús escolar andante: Organismo de transporte regional de Auckland

Auckland Transport

March 24, 2011

Un sistema de transporte basado en la comunidad fomenta la salud y la seguridad infantil a la vez que crea un vínculo con la vecindad, paso a paso

Un «Autobús escolar andante» es un grupo de niños que van y vuelven andando del colegio, supervisados por personas adultas de la vecindad. Como si fuera un autobús real, «pasa» a una hora fija y los niños se incorporan a él en paradas situadas cerca de donde viven.

Pero al contrario que los autobuses amarillos que funcionan con gasolina, el «Autobús escolar andante» fomenta las relaciones entre grupos de edad, entre familias, conecta la escuela con el hogar y crea una estrecha red de vecinos.

Caminar con amigos y vecinos

El «Autobús escolar andante» está dirigido por dos voluntarios adultos (normalmente padres) que actúan de «conductores» y «coordinadores». El programa ofrece a niños y adultos la oportunidad de implicarse en la escuela local y de conocer a otros padres. «Ha sido una bonita forma de empezar a conocer nuestra nueva comunidad», explica una madre. «Ahora me encuentro con otros padres y tengo la oportunidad de hablar con ellos y enterarme de las pequeñas cosas que pueden ayudar a mis hijos a integrarse mejor en el nuevo entorno escolar.»

Creado en 1999, en la actualidad existen más de 300 rutas de «Autobús escolar andante» que funcionan en los barrios de toda la región de Auckland. Cada ruta está coordinada por la escuela local, siendo más de 1.800 voluntarios los que apoyan el programa en toda la ciudad. Esto significa que más de 4.000 alumnos utilizan cada día el «Autobús escolar andante». La Autoridad Regional del Transporte de Auckland (ARTA) ofrece financiación para ayudar a las escuelas a crear rutas de este tipo en la región.

 Muchos beneficiados

Un estudio realizado por la Universidad de Auckland ha confirmado lo que los participantes en el programa del «Autobús escolar andante» han experimentado en primera persona: que, sobre todo para los nuevos inmigrantes, esta iniciativa crea una mayor cohesión con el barrio, ofrece una oportunidad para socializarse con otros padres y mejora la relación con la escuela. El estudio ha demostrado, además, que el hecho de establecer esta relación entre hogar, comunidad y colegio se traduce en unos mejores resultados de los alumnos, ya que suelen tener un mejor aprovechamiento y, en consecuencia, permanecer más tiempo en la enseñanza reglada.

El aumento del número de estudiantes que van a pie ha supuesto asimismo una disminución de la congestión del tráfico y de la contaminación en el trayecto hacia el colegio. No es de extrañar que la autoridad local del transporte también se haya convertido en un socio entusiasta de la iniciativa.

Visto el éxito de este programa, la Agencia del Transporte de Nueva Zelanda ofrece ahora un kit de recursos, pensado como fuente única de recursos para padres/cuidadores, maestros, coordinadores de seguridad vial, guardias de tráfico y todas las personas que trabajen en escuelas, como los organismos de deportes y de salud. El kit contiene recursos como guías, folletos y carteles, además de regalos para los niños como adhesivos y certificados.

 Éxito

En 2001, las Walking School Bus Guidelines (Pautas para el Autobús Escolar Andante) elaboradas en Christchurch ganaron el Energy-Wise Award de la ECCA (premio al uso eficiente de la energía).

En la actualidad el «Autobús escolar andante» de Auckland viaja por todo el mundo. Se ha puesto en marcha en Waterloo (Canadá), en el Estado de Victoria (Australia) y en muchos puntos de Estados Unidos.

En 2007, el Centro Médico Harborview de Seattle (Estados Unidos) obtuvo un reconocimiento nacional con el Foster McGaw Prize, por su trabajo con grupos étnicos, incluyendo el uso de este programa. Harborview, una hospital universitario gestionado por la Universidad de Washington, se asoció con el hospital infantil y las escuelas públicas de Seattle, junto con un grupo de defensores de las zonas peatonales denominado Feet First, para implantar el programa «Autobús escolar andante» y animar a los niños del centro de la ciudad a ir caminando a la escuela y hacer más ejercicio, con total seguridad.

Cómo aplicarlo a su caso

  • El éxito del programa «Autobús escolar andante» radica en que combina una tarea cotidiana con el objetivo más amplio de una mayor nivel de salud y seguridad en la comunidad, y un mayor compromiso cívico tanto para los recién llegados como para los autóctonos.
  • Las escuelas son centros de relación entre vecinos. Encuentre formas de que los recién llegados al vecindario dediquen parte de su tiempo a tareas de voluntariado y se impliquen en el colegio; todo ello contribuirá a que tanto los padres como los niños se sientan más acogidos.
  • Encuentre otras formas de evaluar el impacto de las iniciativas ciudadanas; el «Autobús escolar andante» crea un vínculo entre el hogar y el colegio, y favorece la integración social, la salud y la seguridad, la protección medioambiental y el control del tráfico.

Newsletter



Información de contacto:

Elena Smith, Walking School Bus Coordinator Auckland Transport
Private Bag 92250,
Auckland, New Zealand,
1142
T: (09) 379 4422 ext. 9142
E: elena.smith@arta.co.nz
http://www.landtransport.govt.nz/travel/school/walking-school-buses/

Maytree